Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Desenterró cadáveres de niñas y las vistió de muñecas; podrían liberarlo

Profanó decenas de tumbas de pequeñas, se las llevó a su casa y las momificó, les aplicó maquillaje y ropa de muñecas

Por: El Debate

Uno de los cuerpos encontrados en su departamento. Foto: AP

Uno de los cuerpos encontrados en su departamento. Foto: AP

Un hombre ruso de 52 años de edad, que desenterró y robo cadáveres de niñas del cementerio podría ser liberado del hospital psiquiátrico donde se encuentra, en Rusia.

El cuerpo de Olga Chardymova, de diez años, era uno de los 29 que Anatoly Moskvin robó del cementerio para llevárselo al apartamento que compartía con sus padres.

Anatoly Moskvin era un historiados reconocido. 

La madre de la menor fallecida está indignada por la solicitud oficial de liberar al psicópata del internado.

"Me estremezco al pensar que tendrá la libertad de ir a donde quiera".

Un tribunal decidirá esta semana si se liberará al historiador, experto en tumbas.

Moskvin momificó a las niñas muertas y las vistió con medias, ropa femenina y botas hasta la rodilla para que parecieran muñecas, incluso les aplicó lápiz labial y maquillaje en la cara.

Los cadáveres vestidos de muñecas. Captura de video en Youtube.

Metió cajas de música dentro de sus costillas y marcó el cumpleaños de cada una de sus víctimas muertas en su dormitorio.

En el momento en que fue detenido por la policía, había conservado los restos de Olga durante nueve años, y su madre, Natalia, no se había dado cuenta de que en sus visitas regulares a la tumba de su hija, el ataúd estaba vacío.

Moskvin confesó los horrendos actos entre el 2011 (cuando fue detenido) y recibió cargos por profanasión de tumbas y robo de cadáveres de niñas de entre 3 y 12 años.

Sin embargo, los examanes médicos arrojaron que padecía esquizofrenia y no pudo ser juzgado, sino que fue enviado a una clínica psiquiátrica.

A pesar de esto, tuvo un mensaje escalofriante para los angustiados padres de los niños muertos.

"Abandonaron a sus hijas en el frío, yo las traje a casa y las calenté".

Ahora se espera que un tribunal falle sobre una solicitud oficial de psiquiatras para que lo libere del hospital, y evitar que continúe su tratamiento en la casa donde tenía a los cadáveres.

Había permanecido encerrado, pero esto ahora ha cambiado debido al progreso en su tratamiento.

Los tribunales rusos a menudo siguen las recomendaciones de los expertos, lo que desató el temor por su liberación, que podría suceder esta semana.

En esta nota:
  • Macabro hallazgo
  • Ruso
  • Cadáveres
  • Niñas
  • Muñecas