Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

"Acelera, vamos a morir, te amo”,  la plegaria de una mujer

Una adulta  grabó los que crean que iban a ser sus últimos momentos de vida

Por: El Debate

La pareja sobrevivió cuando el vehículo volcó. Foto Facebook Savannah Boerjan

La pareja sobrevivió cuando el vehículo volcó. Foto Facebook Savannah Boerjan

Arkansas.- Resignada a que su vida terminaría, una mujer decidió grabar con su celular los que ella creían que eran sus últimos momentos, luego de enfrentar una difícil situación. Ella y su pareja atravesaban a un tornado. Savannah y Brandon Boerjan viajaban en su vehículo y, se disponían a regresar a su hogar, habían comprado una casa rodante, pero camino hacia su vivienda se toparon con la tormenta feroz.

Ante la angustia y desesperación, Savannah pensó lo peor y por ello decidió que sus últimas palabras quedaran grabadas.

"¡Vamos a morir, te amo!", fueron las desgarradoras palabras de la mujer a su amado Brandon.

Cuando la pareja se dio cuenta que el contacto era inminente con la tormenta solo les quedó encomendarse a Dios.

"Saqué mi teléfono porque las nubes se estaban moviendo y honestamente pensé que era lindo. Nunca me imaginé cuán rápido las cosas iban a pasar de lindas a aterradoras", contó Boerjan en su cuenta de Facebook.

Aterrados por la situación que estaban viviendo, el matrimonio decidió subir a una loma.

"Pensé que estábamos en un claro, pero cuando subimos una loma lo vimos. Allí estaba. No había vuelta atrás", continuó su relato.

En repetidas ocasiones y tras entrar en un ataque de pánico, Savannah presionaba a Brandon para que condujera a más velocidad con la finalidad de que el tornado no los alcanzara.

"¡Acelera, acelera, Dios, cielo, por favor perdóname por mis pescados. Brandon, vamos a morir. Te amo, te amo…", gritaba la adulta.

La plegaria fue súbitamente interrumpida por el alarido que pegó cuando la tormenta ocasionó que el vehículo volcara, y lo hizo rodar varias veces.

Afortunadamente, la pareja salió ilesa y vivió para contarlo.

"Estamos bien. Me duele un poco el hombro, pero nada parece estar severamente dañado. Brandon ya no tiene ni un rasguño, sólo algunos dolores", contó la sobreviviente.

En el relato, Savannah destacó que fue un milagro que resultaran ilesos gracias a que portaban el cinturón de seguridad.

"Queremos que la gente saque de esto la importante del cinturón de seguridad. Los cinturones nos salvaron la vida. No estaríamos aquí si no los hubiéramos usado", concluyó.

En esta nota:
  • Plegaria
  • Estados Unidos