Mundo

Trump atribuye ataques en Texas a "personas enfermas"

La última detonación ocurrió la madrugada del martes en un centro de distribución de la empresa de mensajería FedEx al suroeste de Austin
Avatar del

Por: El Debate

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. AP

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. AP

Austin, Estados Unidos.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, deploró el martes una serie de ataques con explosivos en Texas, y dijo que su autor está "muy, muy enfermo", horas después de una quinta explosión y el hallazgo de un sexto artefacto.  

La última detonación ocurrió la madrugada del martes en un centro de distribución de la empresa de mensajería FedEx al suroeste de Austin, la capital del Texas, un incidente que el fiscal general estatal, Ken Paxton, vinculó a otros cuatro registrados en esa ciudad en las últimas semanas.  

Pánico por bombas en Texas; estalla un paquete. Foto: EFE
Pánico por bombas en Texas; estalla un paquete. Foto: EFE

No hubo heridos graves en esta quinta explosión.  

Trump se refirió por primera vez públicamente a la oleada de explosiones que comenzaron hace 19 días y dejan ya dos muertos y cinco heridos. 

Los ataques con bomba en Austin son terribles. Las fuerzas del orden locales, estatales y federales trabajan mano a mano para llegar al fondo del asunto", dijo el presidente. 

Obviamente, se trata de un individuo muy, muy enfermo o quizás de individuos. Son personas enfermas, y llegaremos al fondo", añadió.  

Un segundo paquete, que no detonó, fue hallado en las instalaciones de FedEx ubicadas en Schertz, en las afueras de San Antonio, 105 km al suroeste de Austin, dijo el fiscal general del estado a la estación de televisión KXAN.  

FedEx afirmó que había descubierto un paquete enviado por "el individuo responsable" de la explosión inicial, una posible bisagra en el caso cuando los investigadores intentan identificar un potencial sospechoso o un motivo.  

Un agente de la policía de Austin habla con una mujer en una barrera policial cerca del lugar donde se registró una explosión el 18 de marzo de 2018, en Austin, Texas, el 19 de marzo de 2018. (AP Foto/Eric Gay)
Un agente de la policía de Austin habla con una mujer en una barrera policial. (AP Foto/Eric Gay)

Hemos proporcionado a las autoridades responsables de esta investigación una amplia evidencia relacionada con estos paquetes y la persona que los envió, recogidos de nuestros avanzados sistemas de seguridad", dijo la empresa en un comunicado. 

No tenemos idea de quién es, absolutamente ninguna pista", dijo el congresista por Texas Brian Babin a la cadena Fox Business.  

"Estoy seguro de que el FBI y las agencias encargadas de hacer cumplir la ley que están investigando esto tienen algunas pistas, pero no he escuchado nada al respecto".  

El senador de Texas, Ted Cruz, dijo que había hablado con el alcalde de la ciudad y el jefe de policía sobre estos "ataques coordinados", y llamó a no escatimar esfuerzos para atrapar al atacante y "ponerlo tras las rejas antes de que corra riesgo la vida de otra persona".  

"Es realmente horrible lo que está sucediendo en Austin", dijo Cruz a periodistas en Washington. 

Trump asegura que se opone a la violencia doméstica e intenta zanjar polémica
Donald Trump. Foto: AP.

La Casa Blanca descartó por ahora un "nexo aparente con el terrorismo". 

Estamos comprometidos a llevar ante la justicia a los autores de estos actos atroces. No hay un aparente vínculo con el terrorismo en este momento", dijo la secretaria de prensa Sarah Sanders. 

La quinta explosión está vinculada a las otras ocurridas en Austin, señaló el fiscal general estatal.  

Fue (un paquete) enviado por correo desde Austin, iba dirigido a un residente de Austin, y explotó en la cinta transportadora", dijo Paxton a KXAN.  

El jefe de policía de Austin, Brian Manley, destacó una mayor sofisticación en los artefactos explosivos. 

Los primeros tres dispositivos estaban ocultos en paquetes que fueron dejados en las puertas de las casas de sus destinatarios. El cuarto fue detonado el domingo con un cable trampa.  

Y con lo que acaba de ocurrir en Schertz, Texas, aporta un nuevo elemento dado que ese dispositivo en realidad estaba pasando por uno de los servicios de transporte, en lugar de ser entregado en mano", dijo Manley en una audiencia del consejo de de Austin.  

Horas después de la explosión, otra sede de FedEx cerca del aeropuerto de Austin fue evacuada tras reportes de que había un paquete sospechoso. Sin embargo, aún no estaba claro si esto se relaciona con los ataques anteriores.  

Las autoridades recibieron más de mil 200 llamadas desde que la semana pasada instaron a la población a informar sobre actividades y artículos sospechosos, dijo la policía de Austin.  

La cuarta explosión en Austin ocurrió el domingo, dejando dos jóvenes gravemente heridos.  

Manley dijo que el ataque parecía "aleatorio", y que el cable trampa con que se activó hace pensar que el perpetrador muestra "un mayor nivel de sofisticación, un mayor nivel de habilidad" de lo que inicialmente se creía.  

El primer paquete bomba estalló el viernes 2 de marzo y otras dos explotaron el pasado lunes 12. Los explosivos fueron fabricados con componentes de venta libre en ferreterías, según los investigadores. 

Manley volvió a pedir al o los responsables de los ataques que se comuniquen con las autoridades para poder "poner fin a esto".  

La recompensa ofrecida por cualquier dato que lleve a un arresto fue aumentada a 115 mil dólares. 

En esta nota:
  • Estados Unidos
  • Donald Trump
  • Austin
  • Texas
  • Ataques
  • Bomba
  • Personas enfermas