Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Foto: @ibelieveher_ire

Foto: @ibelieveher_ire

Mundo

Liberan a acusado de abuso tras presentar tanga de la víctima

En Irlanda circula el hashtag #ThisIsNotConsent en las redes sociales como protesta a la apariencia de las mujeres

 

Por: El Debate

Protestas en las calles de ciudades de Irlanda. Foto: @ibelieveher_ire

Protestas en las calles de ciudades de Irlanda. Foto: @ibelieveher_ire

Irlanda.- Una ola de protestas a provocado la absolución de un hombre que fue acusado de violación en un juicio celebrado en Irlanda, en donde una astuta abogada logró convencer al jurado que su cliente era inocente de cometer una agresión sexual contra una adolescente de 17 años,  y que lo logró mediante la presentación de una prenda sexy de la víctima.

Este caso de violencia de género ha generado un malestar entre los grupos feministas, debido a que la defensa del presunto agresor mostró una tanga de color rojo y  de encajes que usaba la joven en el momento de los hechos, y en el cual convenció a los integrantes del jurado, que ella había otorgado su consentimiento.

Las reacciones de indignación se multiplicaron, especialmente en las redes sociales donde numerosas mujeres publicaron fotos de sus tangas acompañadas de la etiqueta: 

#ThisIsNotConsent (#EstoNoEsConsentimiento).

A esta protesta, también se sumó una diputada Ruth Coppinger, que  pese a la oposición del presidente de la Cámara, también mostró diversas imágenes de ropa interior en el Parlamento de Irlanda y dijo que:  "Puede parecer vergonzoso mostrar una tanga de esta forma incoherente".

Añadió: "Pero, ¿cómo creen ustedes que se siente una víctima de violación o una mujer cuando se enseña su ropa interior en un tribunal?".

Antecedentes del caso

Los hechos se registraron en la ciudad de Cork, en el sur de Irlanda, en donde un hombre de 27 años, fue señalado como probable responsable de la violación de una menor de edad.

La defensa a cargo de la abogada se concentró en el siguiente argumento que consistió en mostrar al jurado como iba vestida la adolescente ese día, y que simplemente era que ella buscaba compañía y que también estaba abierta para conocer a alguien".

¿Pero cómo logró convencerlos?

Simplemente mostró que la jovencita llevaba una tanga con encajes en esa ocasión y que era la prueba fehaciente de lo argumentado.

El hombre fue absuelto por el jurado por la forma de vestir de la víctima de violación.

Protestas

"Las mujeres de este país empiezan a estar hartas de que los tribunales irlandeses atribuyan la culpa siempre a las víctimas", señalaron.

No solamente las protestas se hicieron presentes en las redes sociales, también hubo en las calles de Dublín y Cork, y Belfast, en el cual reclaman una reforma a las leyes irlandesas con relación a los juicios por los delitos de violación.

Utilizar mitos sobre la violación en un caso de violencia sexual es introducir la misoginia en el caso, dijo el viernes a la AFP Clíona Saidléar, del grupo activista Rape Crisis Network Ireland.

Denunció que la cultura ejerce una "enorme presión" sobre las mujeres y las muchachas "para que tengan una apariencia sexy" pero en los juicios por violación a menudo se castigan estos comportamientos.

En los juicios recientes por violación, los abogados han usado como pruebas algunos  elementos como la ropa, el bronceado artificial y los medios anticonceptivos.

En esta nota: