Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Brujo traficaba huesos humanos dentro de osos de peluche

INSÓLITO

Un macabro hecho se llevó a cabo en el Mercado de Sonora. Autoridades policiacas detuvieron a un brujo que utilizaba osos de peluche para traficar restos humanos, los cuales eran usados en ritos satánicos. De acuerdo a la policía y al testimonio del brujo, los osos de peluche eran enviados por paquetería a los Estados Unidos.

Tenía más de un año realizando estos envíos de restos humanos de manera clandestina. Hace unos días, el brujo mando un paquete con dos tiernos ositos de peluche. Vaya sorpresa se llevaron en una conocida paquetería, pues al pasar el paquete por la banda del sistema de Rayos X, detectaron que dentro de los osos de peluche algo andaba mal. Al realizar el personal de la paquetería una revisión más a fondo, descubrieron dentro de ambos juguetes un cráneo y otros huesos humanos. De inmediato, los trabajadores dieron el aviso a las autoridades policiacas, según consta en el expediente FVC/VC-4/T3/0332/14-06.

El macabro y satánico paquete, tenía como destino la ciudad de Hollywood, en el estado grande de California. Según la declaración de los empleados de la paquetería, este paquete fue llevado por un joven identificado como Mario Fidel Aparicio Ramírez de 22 años, dejando como domicilio un local comercial ubicado en el pasillo 8 de "Hierbas", del Mercado de Sonora. La policía se dirigió al conocido mercado, ubicado al sureste del Centro Histórico de la ciudad de México. Al ubicar al presunto brujo, acepto que desde hace un año, mandaba huesos humanos tanto a Los Estados Unidos, como a varias ciudades de México. "Son para practicar la santería", expreso.

Según contó, los huesos se los compra a una personas de unos 40 años, quien le deja las osamentas completas en mil 250 pesos y que él vende a 2 mil 500 pesos. "Es un tipo de unos 40 años, de 1.70 metros de estatura, tez blanca, cabello negro ondulado y complexión robusta a quien no conozco por su nombre", declaró.

Al rendir su declaración ante el Ministerio Público, Aparicio Ramírez también dijo que a principios de junio, a dos personas que acudieron a su negocio, les vendió dos restos de cadáveres completos que tenía guardados debajo de su puesto. Fue consignado por los delitos de tráfico de restos humanos, que está previsto en la Ley General de Salud.