Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Chico Detergente: lavando el cochambre del mal humor

EN PORTADA

Chico Detergente: lavando el cochambre del mal humor

Chico Detergente: lavando el cochambre del mal humor

Chico Detergente: lavando el cochambre del mal humor

Chico Detergente: lavando el cochambre del mal humor

Chico Detergente: lavando el cochambre del mal humor

Chico Detergente: lavando el cochambre del mal humor

Chico Detergente: lavando el cochambre del mal humor

Chico Detergente: lavando el cochambre del mal humor

Chico Detergente: lavando el cochambre del mal humor

En el mundo de las historietas podemos encontrar dos grandes vertientes, que se han encargado de hacer volar la imaginación de generaciones de jóvenes que se sumergen en sus historias para escapar a mundos de acción, fantasía, terror, romance, mundos postapocalípticos, robots gigantes, mutantes caníbales, justicieros renegados, androides orgánicos y cualquier locura que se te pueda ocurrir.

Para Aarón Ramírez (Culiacán, 1985), tanto los cómics americanos como mangas japonesas fueron un hobby del que disfrutó por mucho tiempo sin llegar más allá, sin embargo, después de pasar prácticamente 12 años sin dibujar, Aarón tomó el nombre de Chico Detergente, para encargarse de "lavar el cochambre del mal humor" a través de sus cómics e ilustraciones.

En tónica descubrimos a Chico Detergente por su colaboración con el fanzine Parasitosis, y después de conocer un poco más de sus trazos no nos quedó de otra más que contactarlo para conocer un poco más de este ilustrador, artista del cómic y maestro de primaria sinaloense.

SUS INICIOS

—Yo soy maestro de primaria y actualmente la ilustración es mi segundo trabajo. Empecé esta chamba hace dos años y medio por un amigo que tiene una revista virtual de moda (www.bossa.mx). Él me invitó porque sabía que dibujaba, de ahí iniciaron lo que son los cartones de Reading go, y así me fui metiendo poco a poquito en esto. En realidad ya dibujaba desde pequeño, pero lo retomé desde hace dos años y medio, porque pasé sin dibujar prácticamente 12 años.

CÓMIC Y ANIME

—Toda la vida me ha gustado lo que es la animación, tanto la americana como la japonesa, el estilo del dibujo casi siempre fue tomando, lo que es el manga japonés, las influencias que pudiera llegar a tener se ven en el estilo de Bryan Lee O'Malley (Scott Pilgrim) y Akira Toriyama (Dragon Ball, 'Dr.Slump'), Akira Toriyama es la base de todos, todo el que dibuje manga tiene algo de este tipo.

HUMOR

—En cuanto al humor, trato de manejar las temáticas de Charles M. Schulz (Snoopy) en las viñetas de Reading go, el humor es similar a Snoopy. Ya el humor del cómic largo, que es Deterboy, este es un humor más propio, pero sí maneja mucha influencia de Toriyama.

CARTÓN Y CÓMIC

—Considero que mi trabajo está dividido entre cartón y cómic. El cartón es la imagen de Amar es, que habla prácticamente de la vida en pareja, con un enfoque de lo que realmente es una relación, los pleitos, la batalla por el liderazgo, las comisiones que tiene cada uno, y viéndolo desde un punto de vista humorístico.

DETERBOY

—Deterboy es el primer cómic o novela gráfica de acción que realice. Empezó hace año y medio como un tipo sketch en que la aventura de estos dos muchachitos iba a iniciar y terminar en la misma página, pero por ahí los lectores empezaron a preguntar, porque no le daba una historia, nunca me lo había planteado y, bueno, fue un reto. Originalmente no había una historia para Deterboy, fue dándose en la marcha, porque originalmente inició como práctica. Si te fijas, del primer capítulo al siete, el estilo de dibujo es abismalmente diferente, me refiero al modo de las viñetas, al texto, la calidad del dibujo varía mucho. Yo lo veo y es mi evolución.

CHICO DETERGENTE

—Ese es mi seudónimo, Chico Detergente es como la matriz de todo mi trabajo, Deterboy está por separado, porque el público que lee Reading go, el fan art o Amar es no va tanto con el género de acción.

PERSONALIDAD DE SU TRABAJO

—Amar es está basado en mi relación personal. Ahí trato de compartir mis experiencias de pareja. En el caso de Deterboy, el personaje coestelar, el que trae el calzón en la cabeza, es uno de mis mejores amigos. Él tiene esa misma personalidad del personaje, Deterboy no tiene tanto la mía, pero él sí tiene la misma personalidad del coestelar, ahí sí vienen aventuritas de situaciones que nos pasaban a nosotros. Casi todo es basado en la experiencia propia visto de una manera fantasiosa y metafórica.

CRAYÓN COLECTIVO

—Actualmente estoy empezando un colectivo (Crayón Colectivo) con el Mago Cerval (Gonzalo Cervantes) y Robo Rocket (Iván Ramírez), los dos son ilustradores y tenemos la intención de publicar cuentos, de hecho, ya hay tres cuentos del género infantil que estamos buscando quién los publique. En este caso a mí me ha tocado escribir. Yo soy autor de la mayoría de los cuentos que tenemos hasta ahorita, y como los tres dibujamos, pretendemos que si yo escribo uno, al otro a lo mejor le toca maquetación y al otro color.

PROYECTOS PRÓXIMOS

—Tengo dos cómics en puerta; uno se llama All de Pawer, y trata de un niño de 7 años muy fantasioso, y se lo llevan a un mundo donde puede realizar cualquier cosa que se imagine, entonces todos los poderes que utiliza son absurdos, desde hacer chicos a sus enemigos, ponerles ropa apretada o que les dé comezón. Es un niño, vaya. Esta historia es autoconclusiva y abarca como 30 páginas, de hecho, lo estoy realizando para un concurso de la revista Doon!!.

El que sí va a ser novela gráfica, y sale por ahí en agosto, es un cómic que se llama Play. Play es un mundo postapocalíptico, que está basado totalmente en la ciudad de Mazatlán. El cómic se remonta a antes de 2012, cuando supuestamente se iba a acabar el mundo y una persona muy adinerada gasta todo en hacer un búnker para salvar a su hija. Al salir al mundo, ella lleva sólo un crucifijo de oro que le había dejado su padre, y resulta ser que los que se veían como demonios en realidad eran extraterrestres que actúan el apocalipsis para robar todo el oro del planeta, que es su combustible, sin embargo, lo único que los puede matar es también el oro, que los corta como mantequilla.

En su andar, la muchachita se va topando con personajes de Mazatlán, como "El Maromero" y "El Ahí Te Encargo", y uno que otro personaje que vienen a ser como sus consejeros.

Checa más de su trabajo en:

elchicodetergente.com

FB/El Chico Detergente

FB/Deterboy

@cesarhernesto