Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Confeso y sin remordimiento, caníbal ruso es dejado en libertad

CANIBALISMO

Cannibal Alexei Gorulenko admitió que se comió a su amigo.

RUSIA.- Un caníbal ruso que admitió haberse comido a su amigo, Andrei Korochkin, en una expedición de pesca en Siberia salió en libertad a pesar de haber declarado ante un jurado que ni siquiera estaba hambriento cuando se lo comió.

Los pescadores habían estado desaparecidos durante casi dos meses después que su Jeep se hundió en un río congelado, en uno de los lugares más aislados del mundo. Un cuarto hombre Vladimir Komarov permanece desaparecido, presumiblemente muerto.

La impresión de la esposa

La angustiada esposa de la víctima, Olga Korochkin, de 38 años, habló del 'horror' por el brutal asesinato de su marido. La mujer expresó: "¿Te imaginas lo que me queda? Un pie con un dedo y la parte posterior de su cráneo con un poco de pelo. Esto es todo".

"Esto es todo lo que me queda del hombre que amaba. Tener sólo estos restos, ¿cómo puedo despedirme de él? Nunca pensé que tanto horror podía entrar en mi vida. Se ha arruinado no sólo mi vida, sino también la vida de todos nuestros parientes, y somos una gran familia ", señala el periódico Siberian Times.

Detalles de la fiscalía

La vícitima, Andrei Korochkin, de 44 años, fue devorada por sus amigos más cercanos - Alexei Gorulenko y Alexander Abdullaev - pescadores que se perdieron durante meses en una expedición en la gélida Siberia.

Durante el juicio ambos hombres reconocieron que no estaban realmente tan hambrientos cuando cortaron a su amigo y se lo comieron.

La fiscalía en el juicio explicó que el Sr. Korochkin fue golpeado por los pescadores y luego lo desmembraron, cocinaron y comieron.

Los exámenes forenses del cuerpo recuperado mostraron que las secciones de carne habían sido cuidadosamente cortadas en rodajas, mientras que las articulaciones las habían masacrado.

El tribunal escuchó cómo llevaron su cuerpo con ellos, ya que trató de escapar de su infierno helado.

La visión del juez y la condena

Sin duda, las revelaciones provocaron un terrible dolor a la familia del Sr. Korochkin, al pensar que sus amigos le habían masacrado hasta la muerte y exigieron que fueran juzgados por asesinato.

Pero el tribunal rechazó la acusación y condenó a Alexei Gorulenko de causar daño físico por lo que fue forzado a cumplir una pena suspendida de cárcel de tres años y un año y medio.

El otro sobreviviente de la expedición de pesca caníbal Sr. Abdullaev, de 38 años, fue tratado por el tribunal como testigo y no acusado, luego que los informes del incidente sugieren que se comió al Sr. Korochkin después de que él murió de frío a menos de 40 grados de temperatura.

Abdullaev dijo a la policía rusa que su compañero de pesca murió congelado. "Sólo después de eso empezamos a comerlo".

Pero esta semana, en un comunicado, el principal imputado admitió que comían de su amigo no porque tenía hambre: "Yo tenía otra razón" Se informó. Pero no incidió en la condena.

La duda persiste

La viuda de la víctima, dijo que había esperado que su esposo aún pudiera haber estado vivo, pero una prueba de ADN demostró que algunos fragmentos de hueso eran de su esposo.

"Ahora sabemos que Andrei murió en otro lugar y que arrastraron el cuerpo hasta el final a través de la nieve, comiéndolo paso a paso. Pero junto a los restos de mi marido también se habían encontrado los huesos de animales".

"Si pudieron matar animales, ¿por qué tienen que tratar de comer un cuerpo humano? ¿Y por qué llevan la cabeza con ellos?".

"Estoy sorprendida por la decisión de este juez, y con el trabajo de investigador que se ocupó del caso. Nadie esperaba que terminara así, que un caníbal saliera libre con una sentencia suspendida. Yo simplemente no puedo entender lo que el juez estaba pensando".

Y agregó: "Los últimos actos registrados de canibalismo forzado estaban en Leningrado sitiado (durante la Segunda Guerra Mundial) y en virtud de las reglas de la guerra, la gente que lo realiza fueron ejecutados".

-El señor Gorulenko no ha hablado conmigo. No me llamó, no me explicó lo que sucedió. Él ni siquiera dijo lo siento, como hace la gente".

La señora Korochkin hizo un llamado al presidente Vladimir Putin porque su caso no estaba siendo investigado adecuadamente.

Ahora ella va a apelar el veredicto.