Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

»De chiquito me castigaban quitandome el iPod«

DÍMELO EN LA MESA

Media hora antes de la entrevista una fuerte lluvia empezó a caer en la ciudad mermando toda esperanza de llegar seco a la cita. O eso fue lo que creí antes de que el César López me llamara para luego salvarme de terminar empapado. Por ahora lo esperaba bajo la cornisa de un edificio por la Obregón.

Desde hace alrededor de dos años el César dejó de lado otros instrumentos para atrincherarse detrás de una laptop y controladores y prender las fiestas de Culiacán con sus recién adquiridos super poderes de DJ.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/m7yjRJ_KEHU" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Al llegar a Tio Yanis la lluvia seguía oscureciendo el cielo de media tarde, pero ya a salvo de una gripa por exceso de húmedad, olvidamos el clima y ordenamos algo de comida Griega bien condimentada y una pasta de garbanzo que pedimos solo por que el nombre (hummus) estaba curado.

En las fiestas, el César se presenta como Drop C y por el lado que se vea es el nombre ideal para su proyecto. Primero, porque Drop C es una afinación de guitarra grave y con un sónido tan pesado como el ElectroHouse y el Hard Trap que mezcla en las fiestas de Adumao; segundo, porque Drop The Bass es la expresión que se utiliza en la música electrónica para describir una pausa en la percusión que da paso a una línea de bajo más pesada (algo así como el momento clímax más prendido de la rola) y tercero, porque se llama César y le quizo poner su inicial.

Después de explicar el porque de su nombre queda claro que el César es alguien que sabe de música y que no puede estar sin ella. "De hecho de chiquito me castigaban quitándome el iPod", dice antes de contar que desde los ocho años toca el bajo, la guitarra y algo de piano y bateria, además ha formado parte de agrupaciones de muy distintos géneros. Pero detrás de su actividad como músico siempre estuvieron latentes sus ganas de mezclar canciones. "Yo siempre quise ser DJ, desde morrillo veía conciertos y la neta con el que más me interese fue con el DJ de Incubus, en ese momento no me metí tanto, me tripie más con la guitarra y el bajo, tuve mis grupos, fui metalero, fui emo, fuí de todo", dice sin remordimientos.

Mientras esperamos la llegada del famoso hummus, César cuenta que no tiene prejuicios en cuanto a música electrónica se refiere, pero tampoco tiene reparos cuando dice que la canción de Nene Malo está horrible. "Tiene que ver que siempre me la piden tres o cuatro veces y las tres cuatro veces se prende machin la raza, pero si les pones un Trap o un Hard Trap no la aguantan", lamenta.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/0NiiluNxXUg" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Es por eso que no deja pasar las fiestas de Adumao, porque como dice, "ahí es donde todos los Dj's pueden tocar lo que les gusta tocar", además próximamente estará en el Ilusions Festival donde aparte de mezclar como Drop C, promete un buen show con Into The Void, donde presenta música electrónica con bateria en vivo al lado del baterista Esteban Clouthier, además en esta ocasión incluirán un show de mapping con hologramas sincronizados a su música y toda la cosa.

César Omar López Acosta

(Culiacán, 1993)

Disc jockey

Tiene dos años presentandose como DJ bajo el pseudónimo de Drop C. Inicio a estudiar música a los 8 años. Toca guitarra, bajo y algo de piano y batería. Ha formado parte de distintas bandas, entre ellas Le Morte, la cual fue ganadora del concurso Rock por la Papa. Además cuenta con un proyecto performance junto al baterista Esteban Clouthier, que incorpora mezcla de canciones con batería en vivo.

@cesarhernesto