Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Deja morir a su hijo por enviar fotos de su pene a mujeres

ESTADOS UNIDOS

Un bebé de 22 meses murió a causa de insolación tras permanecer cerca de 7 horas dentro de un vehículo estacionado, su padre lo olvidó, mientras él se dedicaba a envíar fotos de su pene a mujeres, entre ellas una menor de edad.

La tragedia ocurrió el pasado 18 de junio, Justin Harris, de 33 años padre del menor, olvidó dejarlo en la guardería y decidió dejarlo en su auto mientras él trabajaba, lapso durante el cual se dedicó a hacer sexting con 6 mujeres, de acuerdo al detective que lleva el caso, el hombre no merece salir bajo fianza por que dejó a su bebé intencionalmente dentro del su auto a una temperatura de 31 grados centígrados.

El hombre, semanas antes de la muerte del bebé, había consultado varios sitios de internet que sirven de instructivo de cómo sobrevivir en la cárcel y otros dedicados a adultos que queiren vivir una vida 'libre de niños'. Harris argumenta que olvidó llevar al niño a la guardería y que no se dio cuenta de que seguía en el auto con él.

A la hora de comida, Harris salió con varios compañeros de trabajo, durante la comida, de acuerdo sus compañeros de trabajo, habló de lo mucho que quería a su hijo y que esa tarde irían al parque. Las cámaras de seguridad de la empresa en que labora muestra que al regresar de comer, abrió la puerta del copilito de su auto, dejó una bolsa y regresó a su oficina.

Al salir de la oficina, de acuerdo a sus declaraciones, entró a su auto y bajó los cristales por que 'olía muy mal'. Tras conducir dos kilómetros, se percató de la presencia de su hijo y bajó en el estacionamiento de un centro comercial a pedir ayuda.

Al avisar a Leanna Harris, la madre del menor sobre la muerte, reaccionó de manera fría, pidió hablar con su esposo y al verlo preguntó: "¿Has hablado demasiado?".

Leanna había acudido a recoger a su hijo de la guardería a la hora habitual, ahí el personal le indicó que su esposo no había dejado al niño, la mujer se tranquilizó y pensó que su marido se lo había llevado al trabajo y lo había dejado en el coche. Leanna no cree que su esposo sea culpable de asesinato.