Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¡Disneyland! 10 mitos sobre el parque más famoso del mundo

LISTA DE 10

EL UNIVERSAL.- Un 17 de julio de 1955, en un mundo muy distinto a como lo conocemos hoy, la Tierra se inclinaba para reconocer la grandeza del primer parque temático de esa grandeza, que nos ubicaba en una realidad de magia, cuentos y personajes que, pese a quien le pese, han marcado la infancia de una población en todo el mundo.

El creador de la magia fue Walt Disney, que con inversión de su fortuna personal y del imperio que había creado en el cine a través de Walt Disney Inc., comenzó con la construcción de este parque, el cual ideó luego de recorrer otros del estilo en diversas partes del mundo. A través de la cadena de televisión ABC, Disney hizo un acuerdo para promocionar el parque antes de su inauguración con el programa Disneyland, uno de los principales factores de su éxito.

Solo en la primera semana de que sus puertas abrieron al público, un 18 de julio, puesto que el 17 se inauguró para la prensa y los invitados especiales, el parque registró una asistencia de más de 160 mil personas, lo que causó que en 1957 la atracción se convirtiera en uno de los sitios turísticos más populares en todo el continente, mayor incluso que el Gran Cañón o el Parque Nacional Yellowstone de Estados Unidos.

Para 2012, se calculaba que más de 600 millones de personas habían visitado el parque desde su apertura. Tras el éxito de la primera sucursal, se crearon también parques similares en Japón, Francia, China y París.

Estas son las áreas que conforman al parque:

Main Street U.S.A

Adventureland

Frontierland

Fantasyland

Tomorrowland

New Orleans Square

Critter Country

Mickey's Toontown

Como todas las grandes historias, Disneyland y su creación está rodeada de grandes enigmas y leyendas, para que las conozcas, De10.mx tiene para ti esta galería… ¡No te la pierdas!

Con información de ehowenespanol.com, pixfans.com, taringa.net 1: La ilusión óptica. El diseño del parque está hecho para que el visitante se sienta sumergido en él, por lo cual los arquitectos que lo crearon diseñaron una ilusión óptica forzada, para que los castillos parezcan más altos de lo que en realidad son.