Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Dominante victoria

CHAMPIONS LEAGUE

Madrid. Diego Costa y el Atlético de Madrid también meten miedo en Europa.

Con un doblete de Costa, el Atlético de Madrid aplastó 4-1 al Milán para clasificarse a los cuartos de final de la Liga de Campeones por primera vez desde 1997.

Costa, un brasileño naturalizado español que acaba de debutar con la selección campeona del mundo, abrió la cuenta con un acrobático remate a los tres minutos, cuando aprovechó una pérdida de balón del club italiano para pegarle de tijera.

Insuficiente. El brasileño Kaká empató transitoriamente a los 27.

El tanto motivó a los "Rossoneri", pero cuando más impreciso estaba el "Atleti", apareció el turco Arda Turan para dar tranquilidad y colocar el 2-1 (3-1 global), a los 40 minutos.

Para el complemento, el Milán trató de revertir la situación, tuvo ideas, pero fue incapaz de superar la zaga contraria.

Cerrojo. Al 70, Raúl García certificó la clasificación con el tercer tanto del día, pese a ello, los milanistas no se dieron por vencidos y redoblaron esfuerzos al frente en busca del milagro, lo que concedió espacios atrás.

Así, Costa pudo redondear la victoria al minuto 85 para que el Atlético regresara a la ronda de los ocho mejores clubes de Europa; fueron 17 años los que la afición "Colchonera" espero por esto.

El equipo rojiblanco ganó la serie con global de 5-1.

Bayern Munich avanza a cuartos tras igualar con Arsenal.

Munich. A media máquina, sin brillo, el Bayern Munich cumplió con los deberes en la Liga de Campeones al conseguir un empate 1-1 con el Arsenal para avanzar a los cuartos de final.

El campeón europeo superó la serie por los octavos de final con marcador global de 3-1, luego de su triunfo 2-0 en el partido de ida en Londres.

Bastian Schweinsteiger marcó por Bayern a los 55, al aprovechar con serenidad un centro de Franck Ribery, para que los locales ampliaran su ventaja en el global.

Pero su excompañero de club y selección alemana Lukas Podolski empató dos minutos después, tras despojar del esférico a Philipp Lamm en el área penal y fusilar a Manuel Neuer, con un ángulo reducido de disparo.

Los goles al menos condimentaron en algo un partido dominado en su mayoría por el Bayern. Hubo momentos en que el nerviosismo atenazó a los locales, quizás conscientes de la derrota por 2-0 que sufrieron ante el Arsenal también en Munich en la misma etapa del año pasado.