El estudiante que se comió su cadera como proyecto de arte

INSOLITO
Avatar del

Por: El Debate

Hacer que tu proyecto universitario de arte aparezca en Time, The Huffington Post, The Independent, The Telegraph, y Die Welt en la misma semana no es nada fácil. Se necesita talento, dedicación, buenos contactos, y, ocasionalmente, hervir y comerte un pedazo de tu cuerpo.

Ese el camino que decidió tomar Alexander Selvik Wengshoel, un noruego de 25 años que nació con una cadera deforme y que ha pasado la mayor parte de su vida con dolor, una silla de ruedas, horas de morfina, y un sinfín de cirugías. Hace cuatro años le ofrecieron un remplazo de metal. Aceptó bajo la condición de que los doctores lo dejaran grabar la operación y quedarse con su antigua cadera. Cuando llegó a su casa, la cocinó y se la comió acompañada de tartiflette (pastel de papas) y una copa de vino. Todo en nombre del arte.

En esta nota:
  • insolito
  • arte
  • abstracto
  • bizarro
  • estudiante
  • historia
  • alexander selvik wengshoel
  • cadera
  • comer
  • canibalismo