Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La adolescente que escondió por dos meses el cadáver de su madre

INSÓLITO

Perú.- Vilma Gabriela Niño de Guzmán de la Rosa, una señora de 63 años, llevaba días desaparecida y siempre que llamaban a su casa, la hija adoptiva de 14 años con la que vivía solo decía que ella había salido. Era mentira.

La mujer había muerto desde hacía dos meses y la joven compartía el techo con su cadáver.

El cuerpo de Niño de Guzmán estaba escondido en una habitación del segundo piso de la vivienda. Ahí había sido escondido por la menor de edad y su entonces enamorado de 16 años.

La hija adoptiva de la asesinada confesó ante la policía que fue su pareja quien acabó con la vida de su madre adoptiva.

Según el testimonio de la menor, la señora encontró a la pareja dentro de una habitación y, al tratar de agredirlos, el adolescente le lanzó una mancuerna y acabó con su vida.

"Es cómplice. Si venían personas, pido ayuda, socorro. Al final, lo habrían planeado los dos. No es una niña", dijo el investigador del caso y añadió que "la señora no habría aprobado la relación de los dos jóvenes. Podría considerarla como un enemigo. En esa edad, se exaspera la ira, el odio en este caso de ella hacia la señora".

Aunque escondido, convivió con el cadáver de su madre Vilma Niño de Guzmán durante dos meses.

La psicóloga forense Silvia Rojas explicó que la menor podría sufrir del trastorno disocial de la personalidad. Esa condición se manifiesta cuando alguien actúa "sin sentimientos de culpa, podría hacerse la víctima, tiende a la manipulación y a la mentira, es rebelde, irritable y siempre se quiere salir con la suya".

Fuente: elcomercio.pe