La peligrosa moda de prenderse "fuego" en el cuerpo

INSOLITO

Por: EL DEBATE

La peligrosa moda "Fire challenge" que en español significa "Desafío al fuego", inició en Estados Unidos expandiéndose rápidamente de forma muy popular en todo el mundo. El cual consiste en quemarse ciertas partes del cuerpo, en la que los jóvenes se ponen alcohol en el pecho y se prenden fuego por un instante para quemarse a lo "bonzo", significado de una forma de suicidio por el cual un individuo acaba con su vida rociándose con algún tipo de líquido inflamable y prendiéndose fuego en público como forma de protesta, desobediencia civil o acción solidaria por algún motivo.

Lamentablemente este "juego desafiante", ha vuelto a los vídeos vírales en las redes sociales, sobre todo entre los jóvenes que les da por practicar estas pruebas de coraje y valentía absurda, ya que el principal objetivo del "Fire Challenge", consiste en prenderse fuego bajo la mirada de los amigos, que lo graban todo para luego subir el vídeo en Internet.

Mediante haber realizado el "juego", han salido en algunos medios varios testigos arrepentidos, quienes sufrieron graves quemaduras y han decidido enseñar sus heridas para intentar parar la peligrosa moda. Pero a pesar de eso, tal desafío parece no parar cobrando con nuevas vidas. El último fue James Shores, de 15 años de edad, quién falleció después de recibir graves quemaduras. 

Asimismo, Daisy Schumer, de 12 años, originaria Estados Unidos, quién fue hospitalizada debido a las quemaduras en su cuerpo a causa de imitar los vídeos donde la gente se prende fuego, por lo que ella decidió hacer lo mismo con una amiga. Primero derramaron el perfume sobre su estómago, pero intentar prender el fuego "le dije que parara, pero ella encendió el mechero, por lo cual yo me revolqué en el suelo intentando apagar el fuego, me quemé la espalda", dijo Schumer.

En los vídeos se pueden ver a los muchachos mojándose una parte del cuerpo con un líquido inflamable y luego encienden la llama que estalla al instante, mientras que el jugador trata de extinguir la llama lo más rápido posible. Sin embargo, las autoridades de Estados Unidos están intentando frenar el alarmante incremento de jóvenes quemados a causa de este juego.