Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Las canchas de pasto sintético siguen dando de qué hablar

MAZATLÁN

Mazatlán.- Desde la primera piedra hasta su banderazo inaugural, se sabía que las canchas de pasto sintético que se crearon en la administración pasada serían la manzana de la discordia en el desorganizado futbol porteño.

A inicios de año, Víctor Barboza, quien era director del deporte, le quitó las llaves de la cancha de la colonia 12 de Mayo a José Camacho, de escuela de futbol Kalakos.

Camacho fue nombrado como encargado de la cancha y hasta hoy sigue sin entrenar en el inmueble.

La Dirección del Deporte, bajo el mandato de Mónica Coppel, planea una reunión con los encargados de las canchas de Pradera Dorada, Casa Hogar, López Mateos y Vistas del Mar, cita de la que no se han especificado razones.

Lo paran. En lo que se está tomando como un acto de revanchismo personal, Modesto Lizárraga, director de la escuela de Futbol Pachuca, que entrena en la cancha del complejo deportivo Héctor Peña Tamayo, fue parado en sus entrenamientos por Gabriel Sánchez, coordinador de infraestructura de la DMD.

Sánchez argumentó que en la cancha no se entrenaría hasta que recibieran un escrito del organismo municipal que autorizara el uso del inmueble.

"No entiendo qué fue lo que pasó. De repente llegó Gaby Sánchez y comentó que no seguiríamos en la cancha hasta que tuviéramos un oficio de la Dirección del Deporte.

"Quiero creer que esto no va por otro lado. Que el señor no está tomando revanchismo de problemas personales conmigo. Yo voy a esperar la llamada de Mónica Coppel para ver qué resuelve. Por lo pronto más de 200 niños no entrenarán. A mí no me afecta mucho que me quiten la cancha, pero sí a los plebes. Yo tengo más de 20 años trabajando en Mazatlán y esto no me va a detener. Sería sano que me comentaran cuál es la realidad de la situación."

Es de momento. Sánchez aclaró que no se le quita el espacio a la escuela Pachuca, si no que nada más se le pidió adecuar tiempos, ya que otra escuela busca entrenar en el inmueble.

"Lo mío no es personal. Yo sólo cumplo con mi trabajo. A mí se me dio la orden de platicar con Modesto para que acomodara su horario, ya que la escuela de futbol Skualos, del profesor Orlando Copado, requiere un espacio para entrenar, y la directora decidió lo hiciera en esa cancha y que solo se coordinaran los tiempos", comentó.