Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Prohiben en Irán chat en internet entre chicos y chicas

INSÓLITAS

Alrededor del mundo existen una serie de prohibiciones insólitas, pero que forman parte de las costumbres y tradiciones de la región. Ahora Irán se ha prohibido que chicos y chicas que no se conocen personalmente chateen entre si.

Esta nueva prohibición fue dada por el supremo líder espiritual y político de aquel país, Alí Jemenei a través de su página de internet.

El portal de noticias conservador Rajanews anunció recientemente lo que denominó como una nueva fatua, que esta semana apareció en la página web del líder (www.leader.ir) en forma de respuesta a una pregunta de un fiel musulmán.

A la pregunta "¿Cuál es su opinión sobre los chat "online" entre chicos y chicas?", el máximo líder espiritual y político de Irán responde: "Dada la inmoralidad que habitualmente aplica a estos casos, no está permitido".

El comentario del Jameneí tiene lugar después de que el pasado mes de diciembre fuese bloqueada en Irán la aplicación china WeChat, ampliamente utilizada en el país.

Poco después, los usuarios de redes como Instagram y Viber también sufrieron problemas de conexión durante horas o días, pero más tarde se levantó el veto y todas las estas redes volvieron a funcionar.

A principios de este mes el secretario del Comité para Determinar Contenido Criminal en la Web, Abdolsamad Jorramabadi, declaró que el filtrado de aplicaciones como WeChat, Viber, Tango y WhatsApp se pospondrá hasta que Irán desarrolle sus propias aplicaciones.

Según Jorramabadi, las aplicaciones de intercambio de fotos, mensajes y voz por el móvil y el ordenador son peligrosas porque "se puede intercambiar a través de ellas mucho contenido criminal" y, en concreto, porque "permiten recolectar y analizar información de inteligencia y enviarla a extranjeros".

Más de cinco millones de páginas de Internet y redes sociales como Facebook y Twitter están bloqueadas en Irán y solo se puede acceder a ellas través de programas anti-filtros o VPN.

El veto también afecta a las aplicaciones de los teléfonos móviles, muchas de las cuales no se pueden descargar en el país.