Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Sacerdote y policía afirman que una casa está "poseída"

INSÓLITO

Un jefe de policía y un sacerdote de la localidad de Gary, Indiana afirmaron que una casa era "poseída", esto luego de que una familia lo reportara.

Según Indy Star, un periódico de esa localidad, todo inició en noviembre del año 2011, justo cuando Latoya Ammons alquiló una casa en Gary, donde se mudó con sus tres hijos y su madre.

Latoya Ammons asegura que a pocos días de instalarse en la nueva casa hallaron el porche lleno de moscas, al revisar el resto de la cuadra notaron que sólo ellos tenían insectos en pleno invierno.

Después la familia empezó a escuchar por las noches pasos, rechinidos de puertas, muebles que se arrastraban, además de avistamientos de siluetas.

La mujer manifestó que la situación subió de tono cuando entró a la habitación de su hija de 12 años y la encontró flotando sobre la cama. La madre relató que ella y sus hijos eran poseídos a menudo por los demonios y que cuando esto ocurría los ojos se les hinchaban, una sonrisa malvada se les dibujaba en el rostro y las voces les cambiaban totalmente.

Especialistas en el tema le dijeron a Latoya Ammons que la vivienda se encontraban 200 demonios.

Luego de una serie de sucesos más la policía fue notificada, Charles Austin, un jefe de policía de 62 años, acudió a la casa y logró captar imágenes donde supuestamente se pueden apreciar figuras humanas a pesar de que el lugar se encontraba solo.

De acuerdo con el periódico de esa localidad, Charles Austin también logró captar sonidos extraños desde el sótano del lugar, lo que ya le valió para convencerse de los hechos, a pesar de que era considerado como un hombre escéptico a los fenómenos paranormales.

Michael Maginot, un sacerdote católico, ratificó los señalamientos del jefe policíaco ya que acudió al lugar con la firme intención de destapar lo que pensó era un fraude.

El sacerdote manifestó que fue atacado por los demonios, además realizó cuatro exorcismos, uno al hijo menor y tres más a la madre.

Actualmente la casa es habitada por otra familia, los cuales no han reportado ningún fenómeno paranormal.

Luego de permanecer internados en una clínica, donde ademas fue buscado nuevamente el sacerdote Michael Maginot para practicarle nuevos exorcismos a la familia, los Ammons fueron dados de alta y se fueron a vivir a un nuevo hogar.