Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Todo en sus manos

MUNDIAL

Recife, Brasil.- (El Universal) Ambos caminan al borde de la resbaladiza cornisa brasileña… Y lo peor es que están conscientes de que, irremediablemente, uno caerá al vacío.

Duelo de eliminación directa disfrazado de simple cotejo grupal. El calendario y su propio funcionamiento convirtió en final al choque de esta tarde entre las Selecciones de Croacia y México.

Los futbolistas de Miguel Herrera tienen la ventaja de que la igualada les alcanza, pero su entrenador adelanta que no saldrá replegado. Atentaría contra sus principios.

"Va a ser un juego de ida y vuelta. Ya no hay más mañana para ninguno", sentencia El Piojo, quien repetirá la alineación con la que venció a Camerún y empató frente a Brasil. "Saldremos a matar para que podamos volver a nuestra sede [Santos] y preparar el siguiente juego".

Su equipo es uno de los dos únicos con la portería inmaculada tras los primeros 180 minutos en Brasil 2014 (el otro, Nigeria). Alargar a 270 la racha le dará el anhelado boleto a octavos de final, mas El Piojo sabe que apostarle a eso sería un suicidio.

"La clasificación está en nuestras manos, depende únicamente de lo que hagamos nosotros", presume. "Nos saldremos a matar para que nuestra afición siga soñando. Queremos lograr nuestro objetivo".

Más allá de que sólo se tratará de la primera meta trazada en el máximo evento futbolístico del orbe, el carismático timonel rechaza que los mexicanos sean los únicos que cargarán tensión.

"La presión está en los dos equipos, porque nos jugamos la permanencia en el Mundial", subraya. "Tenemos una ventaja, que es mínima, pero sería ilógico decir que no".

"Ellos tienen que salir a buscar el resultado, pero no nos tiraremos atrás. Brasil, cuando quiso ofender a Croacia, llegó por muchos lados y lo metió en problemas. Esperamos hacer lo mismo".

Les encantaría clasificar de manera irrefutable, con siete de las nueve unidades que disputaron durante la etapa grupal. Si lo hacen, igualarían su mejor cosecha (dos victorias y un empate), obtenida en México 1970, 1986, así como Corea del Sur-Japón 2002.

"Será un partido muy importante para todo México", adelanta el defensa central Héctor Moreno. "El equipo está enfocado para ganar".

"El grupo está ilusionado, con la mentalidad y compromiso de hacer historia. Mañana [hoy] tenemos una oportunidad más para dar un paso hacia el objetivo".

Como los verdes lo han hecho desde Estados Unidos 1994. El Tricolor es, junto a los titanes Brasil y Alemania, el único representativo que ha alcanzado la ronda de los 16 en las más recientes cinco Copas del Mundo. No hay espacio para fallar.

"Ni la victoria [ante Brasil] nos hubiera servido de mucho", comparte Herrera. "Aún con seis puntos, estaríamos obligados a lo mismo [no perder hoy]".

"Tampoco estamos echando las campanas al vuelo. Si le jugamos de tú a tú a un equipo que tiene jugadores que marcan diferencia, tenemos que salir a matarnos para conseguir el resultado para avanzar".

Y evitar ser devorados por el hambriento vacío brasileño.