Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

"Los soldados sí pusieron orden, somos necios”, van 76 muertos por explosión

La tarde del viernes se registró una tragedia en el Municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, un ducto explotó y ocasionó la muerte de 76 personas

Por: Agencia Reforma

Especialistas en la zona de la tragedia. Foto Reforma

Especialistas en la zona de la tragedia. Foto Reforma

Tlahuelilpan, Hidalgo .- "Los soldados sí pusieron orden, querían detener a la gente, pero era mucha gente. Nada más que somos necios, somos necios. Sí querían poner orden, pero no se pudo. La gente no obedecemos, se burla uno de ellos", comentó Gerardo, un albañil de la Colonia San Primitivo que fue testigo de la desgracia que enlutó a México, la explosión en la fuga de gasolina en el ducto ordeñado  en el Municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo.

Hasta el momento 76 personas han muerto. Foto Reforma

Fue la tarde del viernes cuando se registró este incidente que acabó con la vida de 76 personas y dejó a 71 heridos.

Durante las conferencias que ha ofrecido el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,  se le ha cuestionado sobre el actuar del Ejército ante esta tragedia.

El mandatario mexicano apoyo el actuar de los elementos pues manifestó que no se trataba de generar más violencia, y que el Ejército lamentablemente  no pudo evitar la ordeña ni dispersar a pobladores de Tlalhuelilpan antes de la explosión.

Avisados de la fuga, un destacamento de 25 soldados y decenas de policías estatales arribaron sobre las cuatro de la tarde al punto pero no fue acordonaron ni bloquearon para impedir el paso de personas que acudieron con bidones y tambos para hacerse de gasolina durante dos horas ante la vista de los uniformados.

Los soldados llamaron al orden y advirtieron de una posible conflagración, pero no fueron atendidos.

La Fiscalía General informó que el roce de ropas sintéticas entre la multitud habría generado una chispa que inflamó el derrame de unos 10 mil barriles de gasolina.

Un elemento del Ejército en el lugar de la tragedia. Foto Reforma

"Es sumamente difícil que 25 hombres puedan contener a 600, 800 personas. No puede haber un esfuerzo para buscar detenerlos, nunca lo van a lograr, y más si están convencidos de querer ir por el producto", admitió ayer el Secretario de la Defensa, Luis Sandoval.

"Es mejor evitar esa confrontación. Al verse rebasados completamente por la cantidad de gente que está enfrente de ellos, es lo mejor para ambas partes retirarse", añadió.

López Obrador defendió la actuación del Ejército y advirtió que continuará el plan gubernamental contra el huachicoleo.

"Esto no es un asunto policiaco o militar, no se resuelve con medidas coercitivas", indicó.

El incidente de Tlahuelilpan, dijo, es doloroso, pero "aleccionador", y exhortó a la población a que no participe en el huachicoleo y mejor se inscriba en los programas del Gobierno.

En Tlalhuelilpan no había gasolina desde hace dos semanas, a pesar de que la Refinería de Tula está a 14 kilómetros. El ducto estaba cerrado desde antes de Navidad.

"Vecinos me dijeron que aquí estaban regalando gasolina" dice Sergio Pedraza, de 24 años, testigo de los hechos.

"Es un pueblo huachicolero. De hecho se reparten las tomas. Dicen: 'ésta es mi toma y yo saco aquí y otro allá'. Son vecinos, hasta conocidos, amigos, y te decían 'es que no hay presión, vamos en las noches a picarle' y no sale. Nosotros también la comprábamos. De comprarla en 6 pesos a comprarla en 20 pesos, mejor en 6 pesos", agrega.

En esta nota: