Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Diclofenaco, bomba de tiempo para el corazón

Quienes lo tomaron presentaron riesgo más alto de irregularidades en el latido cardíaco y otras complicaciones 

Por: Juan Leyva

Foto ilustrativa/Archivo: El Debate

Foto ilustrativa/Archivo: El Debate

Un nuevo estudio publicado por BMJ (British Medical Journal) ha concluído uno de los analgésicos más utilizados en el mundo pude resultar potencialmente peligroso para el corazón. El estudio indicó que el diclofenaco se asocia a un mayor riesgo de eventos cardiovasculares comparado con otros analgésicos como el parecetamol.

El diclofenaco puede ser adquirido en las farmacias sin receta médica y sin ningún tipo de advertencia sobre las posibles consencuencias tras su uso. Los investigadores indican que se debe cambiar la forma en la que el diclofenaco es adquirido y debe ser únicamente con receta médica. 

El diclofenaco pertenece a la familia de los antiinflamatorio no esteroideo (AINE) y es popular en todo el mundo. 

El estudio que muestra el supuesto riesgo del diclofenaco fue realizado en Dinamarca en el Hospital Universitario de Aarhus y fue liderado por Morten Schmidt. 

En este se estudiaron los riesgos cardiovasculares en pacientes que inciaron tratamientos con diclofenaco, paracetamol y otros AINE tradicionales. La muestra de datos fue de 6.3 millones de adultos. 

El diclofenaco debería administrarse sólo con receta médica, dicen expertos. Foto archivo/El Debate

Los pacientes fueron divididos en grupos de bajo, moderado y alto riesgo cardiovascular inicial. 

Después de tener en cuenta factores potencialmente influyentes, el inicio de diclofenaco durante el periodo de estudio (1996-2016) se asoció con una mayor tasa de eventos cardiovasculares adversos importantes en 30 días en comparación con otros AINE tradicionales (ibuprofeno o naproxeno) o paracetamol.

Los eventos que presentaron las personas que se trataron con diclofenaco fueron: latidos cardíacos irregulares o agitación, accidente cerebrovascular isquémico, insuficiencia cardíaca y ataque cardíaco. 

En esta nota: