Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES

Un tipo le dijo a otro: "Conocí a tu novia. Es muy pequeña y muy fea". Replicó el otro: "Igual es mi parte masculina. Pero eso no quita que me dé muy buenos ratos". Doña Jodoncia sintió remordimientos por el mal trato que le daba siempre a don Martiriano, su infeliz esposo. Se propuso compensarlo con una sesión de amor erótico-sensual. Así, le anunció: "Esta noche te voy a hacer el hombre más feliz del mundo". "¿De veras? -se iluminó el rostro de don Martiriano -. ¿Te vas a ir de la casa?". La mamá de Jack el Destripador le confió a una vecina: "Me preocupa mi hijo. Nunca sale dos veces con la misma chica". El gerente del banco recién asaltado le pidió a su guapa secretaria: "¿Me hace favor de acompañarme al baño, señorita Dulciflor? Tengo necesidad de hacer pipí, y me dijeron que no debo tocar nada hasta que llegue la policía". La esposa de Empédocles le reclamó: "Espero que tengas una buena razón para explicarme por qué llegas a la casa a las 6 de la mañana". "Sí la tengo -respondió el temulento-. El desayuno". El agente viajero a quien se le descompuso el coche en descampado iba a pasar la noche en la casa de un granjero que tenía una hija de muy buen ver y de mejor tocar. En la habitación que le asignaron, y cuando la casa estaba ya oscura y en silencio, el visitante se disponía a dormir cuando se abrió quedamente la puerta y entró la hermosa joven. En voz baja le preguntó al visitante: "¿Hay lugar en la cama?". "¡Sí, sí!" -respondió anhelosamente el hombre. "Qué bueno -dijo entonces la muchacha-, porque acaba de llegar otro viajero". Linda palabra es Atotonilco. Significa lugar de agua caliente. Varios Atotonilcos hay en México: Durango tiene uno, Hidalgo otro, y vive en la canción el Atotonilco de Jalisco, el de los naranjos en flor y las muchachas que parecen angelitos de Dios. Guanajuato nos ofrece también su Atotonilco, aquel de la capilla donde el Padre Hidalgo tomó el estandarte de la Guadalupana para llevarlo al frente de sus tropas. Prodigio de belleza es el Santuario de Atotonilco. Está decorado con pinturas que cubren los muros, las bóvedas, los techos, y aun las puertas. Obra en su mayoría de un artista de sonoro apellido, Pocasangre, las incontables figuras de santos y demonios se entremezclan con versos admonitorios en los cuales se exhorta a los hombres -y supongo que también a las mujeres- a huir del pecado, "porque durará el infierno mientras que Dios fuere Dios". Cuantas veces que he visitado ese precioso sitio he salido deslumbrado. Hay en él belleza y misticismo; altura de arte y elevación de fe. Si nuestros vecinos del norte regentearan el turismo mexicano llamarían al Santuario de Atotonilco "la Capilla Sixtina de América", y atraerían a él una corriente incesante de turistas. Como para nosotros los lugares de turismo son nada más las playas, nos olvidamos de anunciar prodigios como éste de Guanajuato, que tantas cosas prodigiosas tiene, y tan variadas. ¿Han estado mis cuatro lectores en Atotonilco? De no ser así los exhorto vivamente a visitarlo. Las ya cercanas vacaciones de Semana Santa -"semana de primavera" en el lenguaje de la burocracia- son ocasión propicia para conocerlo. Está muy cerca de Dolores y San Miguel de Allende. Conocerán entonces su Santuario, que es al mismo tiempo santuario de la Patria, de la belleza y de la fe. A la Administración del Cuerpo llegó un escrito firmado por el Atributo Varonil. Decía así: "Por medio de la presente estoy solicitando un aumento de sueldo. Mi petición se basa en los siguientes motivos: 1-. Por regla general debo trabajar de noche. 2-. Mi trabajo lo cumplo en condiciones de elevada temperatura, en la oscuridad, y en un ambiente húmedo. 3-. Casi nunca descanso los fines de semana, ni tengo vacaciones". La Administración le contestó: "Señor Atributo Varonil: Su petición ha sido rechazada por los motivos siguientes: 1-. Hemos sido informados de que a veces no se levanta usted a trabajar, y que siempre se queda dormido después de unos minutos de trabajo. 2-. Hace mucho tiempo dejó de cumplir dos turnos seguidos. 3-. Finalmente, tenemos noticias de que en unos pocos años más se va a jubilar". FIN.

Mirador

Si hubiera sabido antes lo que ahora sé no habría hecho lo que hice.

Si hubiera sabido antes lo que ahora sé habría hecho lo que no hice.

Si hubiera ido a más lugares, ahora tendría más recuerdos.

Si hubiera gozado más la vida, ahora gozaría más la vida.

Si hubiera amado más, ahora sería más amado.

Si hubiera.

Palabra muy triste es ésa: "hubiera".

Palabra tristísima.

Infinitamente triste.

No la habría yo dicho nunca si yo hubiera sido yo.

¡Hasta mañana!...

Manganitas

"...Vuelve la paz a Michoacán..."

Seguramente es veraz esa

noticia, y sincera, pues yo

oigo por dondequiera disparos

de armas: ¡paz, paz!".

[email protected]