Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES

Le dijo un tipo a otro: "Compadre: estoy muy preocupado". "¿Por qué?" -inquirió el otro. Responde el primero: "Creo que su señora esposa, mi comadre, nos está engañando". Los arqueólogos encontraron en Tierra Santa los restos de un hombre que murió en tiempos del Antiguo Testamento, y determinaron con absoluta precisión la causa de su muerte: infarto fulminante. Y es que a su lado vieron una tablilla de barro que decía: "Voy 500 dracmas a Goliat". Pepito estaba inquieto, desasosegado: "¿Qué te sucede?" -le preguntó su amigo Juanilito. Responde el chiquillo: "Mis papás me dijeron que me enviarán a pasar los dos meses de vacaciones con mis abuelos". Opina Juanilito: "Eso no es tan malo". Con acento sombrío dice Pepito: "Los cuatro están en el panteón". Definición de "fresa": "Un hombre que se sale de la regadera a hacer pipí". Babalucas trabajaba en un restorán de comida rápida. Entró un asaltante y le ordenó apuntándole con su revólver: "¡Dame todo el dinero!". Preguntó Babalucas: "¿Para llevar?". "Juguemos a las escondidas -le propuso Himenia Camafría, madura señorita soltera, a don Vetulio, el maduro galán que la visitó aquella tarde-. Voy a esconderme. Si me encuentra usted tendrá derecho a darme un beso. Si no me encuentra estaré atrás del piano". "Doctor -anunció la enfermera-. En la recepción está el Hombre Invisible". Respondió el facultativo: "Dígale que hoy no puedo verlo". Cierto tipo excesivamente gordo acudió a la consulta de un nutriólogo. Le dijo éste: "Sé de un modo seguro para hacerlo bajar de peso. Consiste en que todos los alimentos deberá tomarlos por la parte de atrás de su cuerpo". Al sujeto ese método reductivo no dejó de parecerle algo radical, pero ya había puesto en práctica inútilmente todas las dietas habidas y por haber, de modo que decidió probar ésa. A las cinco semanas regresó feliz con el nutriólogo: había perdido 30 kilos. "Eso de comer por atrás -le dijo al especialista- me dio un resultado fantástico". "Lo felicito -dijo el facultativo-. Pero ¿por qué mueve así las pompas?". Explica el individuo: "Estoy masticando chicle". La ola azul irá ahora hacia el norte. El PAN, urgido de victorias electorales luego de los reveses que ha sufrido a causa de las desastrosas administraciones de Fox y Calderón, tiene puestos los ojos en los tres estados del noreste: Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, y echará toda la carne al asador para ganar esas entidades. He hablado con panistas de altura -entre 1.80 y 1.95 m.-, y todos consideran que la situación en esos estados es favorable a Acción Nacional, por las particulares circunstancias de política que privan en cada uno de ellos. Opinan que en los tres puede darse la alternancia. Difícil es hacer vaticinios electorales -más difícil aún que pronosticar el resultado del partido Holanda-México-, pero algo se puede asegurar desde ahora: la cosa se va a poner buena. Las 12 del mediodía en punto marcaba el reloj de la cantina "El inmortal invento de Noé" cuando entró en ella Comodino Peroné, empleado de oficina. El tabernero, que lo conocía bien pues Comodino era cliente asiduo del establecimiento, le preguntó extrañado: "¿Qué haces aquí a esta hora?". Respondió Peroné: "Mi jefe se salió de la oficina, cosa que nunca hace, y dijo que no regresaría ya. Aproveché su ausencia para salirme yo también y tomarme el día libre. Vengo a echarme una cervecita. Después iré a mi casa; comeré ahí con mi señora, y luego me pondré a ver la tele y a descansar el resto del día". En efecto, el tal Comodino se bebió su cheve muy a su sabor. "Tómate otra" -le dijo el cantinero. "No -declinó Peroné la invitación-. A esta hora mi mujer ya tiene lista la comida. Quiero llegar a tiempo de comer con ella". Salió en efecto. Grande fue la sorpresa del tabernero cuando poco después lo vio entrar de nuevo en la cantina. "¿Por qué volviste?" -le preguntó intrigado. Explicó Comodino: "Llegué a mi casa, y mi mujer no estaba en la cocina. Subí a la recámara y en ella escuché ruidos. Abrí la puerta con cuidado, y vi a mi esposa en la cama con mi jefe. Apenas estaban en los preliminares, de modo que me dije: 'Tengo tiempo de ir a tomarme otra cervecita'". FIN.

Mirador

San Virila salió de su convento. Iba al pueblo a pedir la limosna de los pobres.

En el camino vio a una niñita que lloraba porque su gatito había subido a un árbol y no podía bajar.

Los lugareños le dijeron a Virila:

-Eres un santo milagroso. Haz un movimiento de tu mano: el árbol inclinará sus ramas y la niña podrá recobrar su gatito.

San Virila volvió a su convento y regresó con una escalera. Subió hasta donde estaba el minino, lo tomó en sus manos, descendió y lo entregó a la pequeña. Luego dijo:

-Lo que hice es un poco menos espectacular, lo sé, pero está más de acuerdo con las leyes naturales. Respetarlas es el mayor milagro que los hombres podemos hacer.

¡Hasta mañana!...

Manganitas

"...Un futbolista mordió a otro..."

Diré sin inquina alguna,

pues eso no debe ser,

que con su arte de morder

en México haría fortuna.

[email protected]