Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* A patadas: Padierna vs. Coldwell * Ayudando al Cardenal

CAMPOS ELÍSEOS

no el debate por la reforma energética ya inició. No hubo necesidad de esperarnos al arranque del mundial. Las patadas están ya en la cancha política, o "lucha política" como la llamó el seleccionado oficial, por así llamarlo.

Ayer el primer partido llegó al clímax, por así decirlo, entre Dolores Padierna, jugadora del equipo "PRD", y Pedro Joaquín Coldwell, integrante de la selección oficial.

Recordaremos que los jugadores del PRD denunciaron que el funcionario y parte de su familia eran accionistas en diversos negocios en el ramo energético, como gasolineras. Insistieron en el conflicto de intereses. Coldwell dijo que no había nada de eso.

A saber qué tanta presión y chiflidos recibió desde el graderío político, que ayer el secretario de Energía tuvo que dar una conferencia de prensa para despejar cualquier sospechosismo. Que todo se trata de "pura y simple lucha política" (me quiero imaginar los silbidos desde el lado contrario a su portería).

Que no es ilegal su participación en cuatro gasolineras y en el depósito distribuidor de gasolina.

Que el entrenamiento… perdón, los negocios familiares en este rubro, vienen desde la década de los 40, con su abuelo y en los 60 con su padre.

— Al aclarar, busco salir al paso de repetir mentiras que se convierten en verdades.

Eso sí, ya casi en tiempos extras, ayer anunció que solicitó a la todavía Secretaría de la Función Pública, hacer pública su declaración patrimonial —hasta ahora— respecto a su participación en los negocios energéticos. Insistió en que toda su trayectoria política siempre ha actuado con transparencia.

En tanto, Padierna sugiere que por lo pronto lo manden a la banca, pida permiso-licencia pues, mientras se realizan las investigaciones.

¿Se irán a penales políticos? ¿Saldrá alguien a reforzar la defensa oficial? ¿Qué otro jugador perredista sale en la defensa de su equipo?

El cardenal Norberto Rivera cumplirá el próximo 2 de junio 72 años de edad. Desde el miércoles pasado, en Facebook ha sido blanco de críticas. ¿La razón? Se la explico.

Le explico. Primero, él, por tener esta edad, y como tantos mexicanos adultos mayores, tiene el derecho a recibir apoyos federales y locales del gobierno capitalino.

Pues resulta que la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno capitalino le entregó su tarjeta de apoyo alimentario.

Dejaron en claro que no es la única persona pública que recibe esta ayuda, también está Elena Poniatowska.

No crean que fue buena onda del GDF otorgársela, sino que Rivera Carrera fue quien la solicitó. No fue a recogerla a algún módulo, sino que se la llevaron a su domicilio.

Claro, está en todo su derecho de recibirla —se otorga a partir de los 65 años— pero una pregunta ronda en el aire… ¿la necesita?

El IFE, digo el INE, está ante uno de los retos más grandes de su historia. No sólo por el proceso electoral en sí —que aunque nos sale carísimo, por nuestra desconfianza— sí es uno de los mejores del mundo. Es sólo que con el mismo dinero con el que el IFE hacía elecciones ahora tendrá el INE que hacer lo mismo más 45 nuevas responsabilidades.

Lorenzo Córdova sabe del reto. En principio, aunque hay que ver, no está a favor de pedir más presupuesto. Uno de los mayores gastos sería el de monitorear medios, al que ahora se sumarían los canales multiplexados. Para ello, desde diciembre, buscan un convenio con el Ifetel, Instituto Federal de Telecomunicaciones y lo buscarán con Gobernación. Si los tres organismos necesitan un servicio de monitoreo, ¿podría ser el mismo?

Ricardo García Cervantes, el panista que hasta hace unos días era subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, ayer comentaba con Denise Maerker algunas de las razones para presentar su renuncia.

Primer dato: un lapsus. Al decir el tiempo que llevaba en su actual encargo dijo que habían sido 18 años, en lugar de meses. ¿Dato de que tan mal se la pasó?

Aunque dijo que tiene inmejorables relaciones con el procurador, sí, dijo que se iba por razones personales y porque su congruencia no le permitía seguir en el puesto.

¿Cuál incongruencia? Citó a Aristóteles (que a su vez fue citado, pero qué más da) cuando dijo: Amicus Plato sed magis amica veritas. No se me quede con la cara de 'what' o de quaestio: quiere decir que si bien es amigo de Platón (o del procurador, o de los militares) es más amigo de la verdad. Y que sencillamente no ve en el modelo actual para combatir la delincuencia una medida de fondo para evitar más dolor entre las víctimas y las víctimas que vendrán. Sopas.

En junio próximo, se conmemorarán 10 años de la primera marcha por la paz, convocada por organizaciones civiles, ¿qué se está planeando hacer? Lo comento en la edición on line. Ahí mismo, el panorama que se vislumbra en la estrategia contra la delincuencia organizada.

[email protected]