Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* Como los buenos vinos * El gran Jimmy Rollins

RUIDOS DEL DUGOUT

Tim Hudson sigue mostrando su calidad. A pesar de su veteranía ha resultado un acierto su contratación para los Gigantes.

El jueves llegó a siete triunfos en 2014 y a 212 victorias de por vida al derrotar a Nacionales 7-1. Fue un juego donde toleró una carrera sucia.

Lesiones graves en el brazo y fractura de un tobillo no han impedido a Hudson claudicar, es un "bulldog" sobre la loma. Hudson es el mejor entre los activos en juegos ganados con todo y que ha perdido año y medio de carrera por estar lastimado.

Rollins, en selecto club. Hasta el fin de semana, el gran Jimmy Rollins ha bateado 2 mil 355 hits. Faltan dos hits para que el parador en corto de los Filis logre romper el récord de la franquicia de Philadelphia que posee Mike Schmidt que fuera un gran antesalista para este conjunto rojo.

Al imponer la nueva marca Rollins se va a convertir en el tercer jugador en activo que logra la marca en hits para su club, con el cual ha militado por siempre.

Derek Jeter y David Wright, de los Mets, son los otros dos jugadores que han roto ya la marca de imparables de sus respectivos clubes.

Jeter acumula 3 mil 374 dejando "vara muy alta" para que alguien lo alcance con los Yanquis. El capitán número dos no va a llegar a los 4 mil imparables en su trayectoria ilustre porque se retira este año, pero ni duda cabe que esa cantidad de hits que acumula representan algo muy complicado para los que vengan, cuando menos el poder "rozar" esa cantidad.

El de Wright, el excelente tercera base de los Mets, es un récord más modesto para una franquicia que pasa ya de los 50 años de vida.

Son mil 631 hits y contando los que tiene el jugador, que seguramente va a representar a los Mets en el Juego de Estrellas del próximo mes en Minnesota.

Parece una marca corta, pero no olvidemos que los metropolitanos, por estar en un mercado exigente todo el tiempo, provoca que muchos jugadores no se queden por mucho tiempo en el plantel. O se van porque no rindieron o se van porque no se pudieron adaptar al "monstruo" de la Gran Manzana.

Es un grupo muy selecto al cual está a punto de ingresar Rollins, jugar prácticamente toda su vida con el mismo equipo no sucede muy seguido con la agencia libre y el mantenerse con buenos números por mucho tiempo. El tipo se encuentra a mi modo de ver en la delgada línea entre un gran jugador y un inmortal del beisbol.

Tal vez al final de su carrera lleguemos a dimensionar mejor la valía del short stop, de momento hay que aplaudirle su lealtad al equipo que lo debutó y sobre todo su consistencia.