Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

* Creer es amar * La luz de la fe (XII)

LA VOZ DEL PAPA

1) Para saber: ¿Es posible que todos creamos lo mismo? El Papa Francisco responde. Nos dice que aunque parezca difícil que todos creamos una misma verdad, sí es posible y gracias al amor. La experiencia del amor nos dice que al amar aprendemos a ver la realidad con los ojos del otro. Cuando dos personas se aman, una sabe ver qué le agrada a la otra, y se lo dice: "Sabía que te iba a gustar venir aquí". Detalles que le pasarían indiferentes si no amara. El amor enriquece la propia mirada. En la Iglesia sucede algo semejante. Todos creemos lo mismo, y no porque comprendamos todo, pues algunas verdades nos superan, sino porque confiamos en Dios, en quien no hay falsedad ni puede engañarnos. En la Iglesia hay una sola fe, una sola verdad. Por eso los santos, que han amado a Dios, son referencia para conocer la verdad, pues han compartido la mirada con el mismo Dios, fuente de toda verdad.

2) Para pensar: El escritor inglés Chesterton decía que la suerte de encontrarse en la Iglesia y tener una fe viva se parece a nuestra infancia. Cuando éramos niños paseábamos con nuestro padre por el jardín y nos decía por primera vez que las abejas pican, le creíamos. No pensábamos si esa verdad convenía creerla o no. Simplemente le creíamos porque lo veíamos como alguien que nos amaba mucho y sabía mucho más que nosotros. Con la Iglesia sucede igual. Nos enseña la verdad, no para engañarnos, sino porque nos ama y quiere nuestro bien.

3) Para vivir: La fe es una y debe ser aceptada en toda su pureza e integridad: "negar uno de sus artículos, aunque sea de los menos importantes, produce un daño a la totalidad" (n.48). No es para que escojamos lo que nos gusta o convenga. Como si alguien dijera: "Yo sí creo en los ángeles porque me agradan, pero rechazo que haya infierno y demonios pues no me gusta que existan". Es Dios quien nos ofrece la verdad. A nosotros nos corresponde recibirla agradecidos, pero no mutilarla o rechazarla.

[email protected]