Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

* ¿Cuántos partidos han muerto? ¿Cuánto dinero han costado?

ITINERARIO POLÍTICO

Como se sabe, recientemente el INE entregó el acta de nacimiento a tres nuevos partidos políticos, entre ellos al controvertido Morena. De esa manera, con las nuevas instituciones suman en total 10 las formaciones partidistas que aparecerán en las boletas electorales de 2015.

Más aún –y debido al rechazo general a las empresas familiares convertidas en partidos—, es probable que luego de 2015 por lo menos dos de los 10 partidos en contienda finalmente pierdan su registro. Claro, salvo que recurran al oxígeno de boca a boca que son las oportunistas alianzas.

Aún así, no es nuevo que mediante el voto, los ciudadanos no sólo han rechazado sino reprobado a la mayoría de los partidos emergentes. Por eso, en los últimos 25 años han desaparecido por lo menos 18 partidos políticos con registro, muchos de ellos gracias al repudio social y los menos debido a fusiones y alianzas definitivas. Un ejemplo es el PRD, que nació de una fusión entre la mayoría de partidos de la izquierda mexicana.

Entre los partidos muertos están el Partido Comunista Mexicano, PCM; Partido Mexicano de los Trabajadores, PMT; Partido Socialista de los Trabajadores, PST; Partido Socialista Unificado de México, PSUM; Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, PARM; Partido Cardenista, PC; Partido Popular Socialista, PPS; Partido Demócrata Mexicano, PDM; Partido Convergencia por la Democracia, PCD; Partido de Centro Democrático, PCD; Partido de la Sociedad Nacionalista, PSN; Partido Alianza Social, PAS; Partido Democracia Social, PDS; Partido Liberal Mexicano, PLM; Partido México Posible, PMP; Partido Fuerza Ciudadana, PFC; Alternativa Socialdemócrata y Campesina ASC y Partido Socialdemócrata PS.

Sin embargo, el voto ciudadano no ha podido impedir o revertir el saqueo de dinero público en que se ha convertido el financiamiento público de los partidos. Más aún, a pesar de que en cada reforma electoral los políticos presumen que los cambios a las leyes de la materia son para abaratar las elecciones, lo cierto es que cada año los ciudadanos pagan más dinero para financiar las elecciones y las empresas familiares que son los partidos.

Un comparativo del financiamiento público entregado a los partidos desde 1997 y hasta 2014 —siempre según datos oficiales—, revela que todos los partidos políticos —extintos o que aún sobreviven— han recibido un total de 53 mil millones 347 mil 551 pesos de financiamiento proveniente de dinero púbico.

Eso quiere decir que en tan sólo 17 años los partidos políticos se han llevado a los bolsillos el equivalente a 62 hospitales bicentenarios, como el construido en Chiapas, para cubrir "actividades ordinarias permanentes", "gastos de campaña" y "actividades específicas".

Así, por ejemplo, en el año 2000, los partidos recibieron en total 3 mil millones 92 mil 232 pesos; en 2006 se embolsaron 4 mil millones 96 mil 908 pesos; y en 2012 se llevaron 5 mil millones 514 mil 887 pesos. Y si tienen dudas de que las elecciones son más caras cada año, basta recordar que durante el debate por el financiamiento a los tres nuevos partidos, el especialista Jorge Alcocer Villanueva sostuvo que "en 2018 (todos) los partidos podrían costar a los contribuyentes más de 10 mil millones de pesos".

Pero vale una comparación. ¿Alguien tiene idea de lo que significan los 53 mil millones de pesos que nos han costado a todos los ciudadanos los partidos, en 17 años?

De acuerdo al Presupuesto de Egresos de la Federación de 2014 —de 4.5 billones de pesos—, el financiamiento público a los partidos políticos en 17 años equivale, por ejemplo, a 17. 6 veces el presupuesto del fondo de Capitalidad para la Ciudad de México; 17. 6 veces el presupuesto del fondo de Frontera para resarcir el impacto por la homologación del IVA; dos veces el costo de la Línea 12 del Metro, que fue de poco más de 26 mil millones de pesos; construir 62 hospitales como el Centro Médico Bicentenario de Chiapas; casi dos años del presupuesto de la UNAM para 2014; casi cuatro años del presupuesto del IPN; 86 veces el presupuesto del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa; 14 años del presupuesto actual del Senado de la República y se habría mejorado la infraestructura escolar del DF durante casi 80 años.

Y claro, todo ese dinero ha hecho felices a no más de 20 familias que se sacaron la lotería de por vida y que medran con su respectivo partido familiar, a un país de pobres. ¿Hasta cuándo? Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx