Opinión

* Ebrard ¿igual que Carlos Salinas? * Panistas en aprietos

CAMPOS ELÍSEOS
Avatar del

Por: Katia D'Artigues

Tengo un déjà vú al ver el acendrado rompimiento entre Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera.

Ebrard vive en carne propia algo que le tocó ver muy de cerca en 1994 y 1995, cuando era parte del equipo cercano de Manuel Camacho Solís. Cuando Carlos Salinas de Gortari (en tiempos ¿pasados? nombraba a su sucesor) se decidió a apoyar primero a Luis Donaldo Colosio como candidato del partido casi hegemónico a la Presidencia y luego, tras su trágico asesinato, a Ernesto Zedillo.

Hace 20 años, cuando mataron a Colosio, Salinas tenía una baraja limitada porque algunos posibles candidatos sustitutos no habían podido renunciar a tiempo, para cumplir con leyes electorales. Aún así tuvo opciones y finalmente se decidió por Ernesto Zedillo, un candidato que apoyaba con todo su jefe de la oficina, José Córdoba Montoya.

>

En todo momento se creyó que Zedillo jamás rompería con Salinas.

Hoy, en el DF, a dos años de distancia la historia no es tan diferente.

Desde mucho antes de 2012, Ebrard venía preparando a un candidato suyo, muy cercano, para contender por la jefatura de gobierno del DF: Mario Delgado, hoy senador. Era evidente.

Pero quienes conocen la historia relatan que pasó como en Los Pinos en 94: Ebrard se inclinó más por los consejos de su entonces Jefa de Oficina, Marcela Gómez Zalce, quien abogó mucho por Miguel Ángel Mancera. Se sembró la duda razonable de que quizá Delgado no podría ganar pese a que Ebrard estaba muy bien calificado y eso es muy importante.

>

Igual que (mal) pensó Salinas en 94, Ebrard juró que la administración de Mancera sería dócil con su "herencia". Que habría lealtad hacia su antecesor e incluso clara continuidad. Y se equivocó.

En 1994, las acusaciones contra el hermano del presidente fueron sobre actos de corrupción, entre otras cosas. Rompió con Salinas.

Zedillo, además, marcó esa "sana distancia" con su partido y acabó entregando el poder a la oposición con Vicente Fox.

Hoy en el DF, Mancera no tiene ni militancia política en el PRD. La distancia es cada vez no sólo clara, sino profunda. Ahora, en el 2014, las acusaciones son por el mal estado —y presunta corrupción— de la obra de infraestructura más importante de la pasada administración: la Línea 12.

>

¿Qué sucederá con Mancera en el 2015 y 2018? ¿Abrirá las puertas a la alternancia también? En febrero de 1995 se detuvo a Raúl Salinas de Gortari… ¿qué sucederá con Ebrard?

Dos gobernadores están con el agua al cuello: Guillermo Padrés y Rafael Moreno Valle.

En Sonora parece que inician ya las precampañas rumbo a la disputa por la gubernatura en el 2015. El gobernador Guillermo Padrés da patadas de ahogado… perdón, perdón, se defiende de la desatención de autoridades federales, desacreditándolas y llamando sólo a una reunión con EPN y su gabinete, por la contaminación al río Sonora, en medio la presa que tiene en su rancho familiar "El Pozo Nuevo de Padrés", que tendría una capacidad de 4 millones de metros cúbicos cerca de Bacanuchi. ¿Eso cuánto habrá costado?

A más de un mes después del derrame criminal de Grupo México, Padrés dio a conocer que tienen información sobre presuntos actos de negligencia cometida por los delegados de la Semarnat, Profepa y Conagua —hasta pidió su salida, pero ya desde Presidencia le dijeron que no tiene facultades para ello— debido a que contaban con denuncias sobre la posibilidad de un derrame, pero no lo atendieron.

>

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ya le había dado una cita pero se la canceló ayer. No hay condiciones de diálogo.

Ayer, la Semarnat anunció que Grupo México, propiedad de Germán Larrea, quien por cierto también entrará en la disputa por las nuevas cadenas de televisión, creó un fideicomiso de 2 mil millones de pesos para apoyar a los damnificados. Y para empezar. De ser necesario aportarán lo que falta.

Lo cierto es que la historia parece repetirse en Sonora. Si en el 2009 años la tragedia de la #GuarderíaABC determinó que ganara el PAN; ahora en 2015 también otra tragedia, la del río Sonora, podría determinar otra alternancia, pero ahora de regreso al PRI.

Los demonios de la sucesión adelantada están lanzados ya. Apuntados por el PRI están dos priistas y senadores: Claudia Pavlovich y Ernesto Gándara (a quien le acaban de filtrar un audioescándalo por ahí) y quien fue alcalde de Hermosillo en tiempos del incendio de la Guardería ABC. >

¿Será que el derrame o la presa se lleve también los deseos del PAN por retener esa gubernatura?

En la edición on line, la recomendación de la CNDH a Rafael Moreno Valle: el niño José Luis Tehuatlie murió por un proyectil de gas lacrimógeno que usó la policía, y no por un cohetón como argumentaron sus autoridades.

katia.katinka@gmail.com