Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* El Mazatlán beisbolero... * Medusa's: un motivo más

AMANECER DEPORTIVO

Ahora sí que a nuestros abnegados dirigentes deportivos les rebrotó la sangre por sus venas por el mal llamado deporte rey: el beisbol. Y para confirmar que Mazatlán albergará el Campeonato Panamericano y anunciar que será subsede de un Mundial Juvenil, nadie mejor que el sempiterno y ave de tempestades de la pelota caliente en México, el locuaz Alonso Pérez.

Veinticuatro años después de la última competición internacional aquí (en lo personal yo recuerdo el Panamericano de 1993 y el Mundial de 1994, que me tocó cubrir en mis pininos reporteriles), el puerto vuelve a ser escenario de dos justas atractivas, pero tan gravosos en la lana que se aplicará y quién sabe de dónde saldrá.

El martes pasado, en el mismo lugar que ayer sirvió para destaparlas, el director del ISDE, Vicente Urías, me insinuó lo que, a estas alturas ya, es del dominio público y ha atiborrado las redes.

"¿Va el Preolímpico de Baloncesto?", le pregunté con el afán de que soltara prenda, tras la reunión a puerta cerrada con el alcalde, que tampoco quiso decir. "No, ese ya quedó descartado", me refirió Urías. "¿El Panamericano de Beisbol que ya se dio a conocer en su oportunidad?", le insistí. "¡Es algo mejor!", balbuceó, pero sin revelarme ni un punto ni la coma "para cuidar la forma".

"El próximo lunes aquí (centro de convenciones) –me suavizó pa' calmar mis ansias– te daré toda la información". Y, efectivamente, así fue. Desde ayer sabemos que el "algo mejor" al que se refirió con mucho tacto, pero también con una sobriedad sin razón de ser, era el Mundial que Mazatlán no podrá disfrutar solito al compartir, como buenos hermanos, el exquisito pastel con Culiacán y Ahome.

¿Quién habrá tenido, por cierto, la florida ocurrencia de armar en subsedes el evento cuando, se supone, hay aquí capacidad de organización, una infraestructura deportiva, no vanguardista ni decorosa, pero sí la necesaria para tan loable competición, y una boyante (ja), pero no de cinco estrellas, industria hotelera?

Muy guardadito se la tenían –con esta nota– nuestros sacrificados dirigentes que, hasta el último momento, la soltaron, aunque seguramente empezó a cocinarse desde mucho tiempos atrás.

Muy interesante será saber cuánto le costará al erario –y también a los patrocinadores– no solo la justa mundialista, sino también la panamericana. También quién de los tres niveles de gobierno desembolsará la mayor cantidad y qué papel jugará la todavía devaluada Dirección del Deporte –elevada en el papel a Instituto, pero que en los hechos funciona como un simple relleno del organigrama al no tener ya presupuesto– en un torneo ciertamente importante, pero sangrante que quién sabe qué dejará al puerto.

¿Es la celebración de estas lides lo que realmente ocupa el puerto para detonar un desarrollo deportivo que sufre todavía un atraso inconcebible en vez de crear infraestructura, dignificar sus pocos espacios u otorgar becas a los mejores atletas? ¡Arriba el beisbol!

La del estribo. Suhail Ruiz –la voz cantante de Medusa's– tiene un motivo más para estar contenta. El regidor Rodríguez Pasos le prometió gestionar un campo exclusivo para su equipo. ¡Ajúa!