Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

* El enigma de Bravos * Estadio: se descorre velo

AMANECER DEPORTIVO

Si el proyecto Bravos de Mazatlán no terminaba por cuajar, ahora el escenario se vuelve más incierto y con un pronóstico que ni el más certero de los agoreros se atrevería (en su sano juicio) a revelar o dar por descontado.

La detención la semana pasada de uno de sus cerebros financieros, el joven Gerardo Tirado, ha puesto en un verdadero predicamento (¿o en vilo?) el movimiento que, con tanto esmero y estrategia, empezó a pujarse desde fines del año pasado en el puerto.

Al margen de otro de los rumores que lo ensombrecen (el de la supuesta franquicia fantasma, es decir, que no existe para la Federación Mexicana), la delicada situación que tiene a Tirado tras las rejas resquebraja el plan...y pone entre la espada y la pared a los muchos canteranos que creen en el equipo y acuden a sus prácticas con la ilusión de pertenecer a su plantilla y triunfar.

Si mucho antes de la aprehensión a causa de un presunto delito tipificado como grave los aires no eran del todo favorables para Bravos, a estas alturas el caso se ha vuelto nebuloso y complejo.

Los miembros de su ¿aún directiva? han optado por el mutis. Es tal el misterio que, al cabo de una semana del arresto, nadie del equipo profesional de futbol que se supone participará en la Liga de la Tercera División ha dado la cara y, con ello, se abona más al escepticismo o, según el léxico de los políticos, al sospechosismo.

Hay quienes, como el ¿aún vocero? de la organización, Víctor Barbosa, apelan al optimismo (yo lo interpretaría de otra forma como que gustan de jugar con el suspenso y prefieren el misterio que atajar la realidad) y aseguran que el proyecto no solo camina bajo cimientos sólidos, sino que los entrenamientos suspendidos por el famoso Bandódromo de Olas Altas (je, je) reiniciarán apenas pase al periodo vacacional de Pascua. Es decir, el lunes vemos.

Y mientras Tirado sigue preso y los futbolistas que buscan un lugar disfrutan los últimos días de vacaciones, la directiva calla.

Y llegaIsmael Barros. El (aparentemente ya no tan escurridizo) presidente del "equipo de la década", Ismael Barros, vino a dar la nota del día y reunió a los medios para decir que siempre sí habrá nuevo estadio...para septiembre u octubre de 2015. Y algo es algo.

Barros, quien también pasó a asumir la máxima cartera de las dos joyas-celebraciones en el deporte mazatleco (Triatlón y Maratón Pacífico), confirmó lo que, desde hacía meses, se venía rumorando (¿o rumoreando?): que la casa de Venados se edificará por rumbos del "otro Mazatlán", allá por la avenida Atlántico, donde la plusvalía, gracias a Liverpool, Galerías, MIC, Tec, está por las nubes.

Y aunque se mostró titubeante –a decir de los "enviados especiales" que estuvieron en la conferencia de prensa– al no querer revelar montos ni la constructora que ganó la licitación (si es que ya la hubo) o los grupos de financiamiento, sí lo hizo en cambio con la segura ubicación: a un costado del CUM, el pomposo Centro de Usos Múltiples que será inaugurado en el ya para entonces prenavideño mes de noviembre. Hay, por cierto, un dato que, para los malpensados, no pasó inadvertido: la ausencia de autoridades.