Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

* El negociazo de los trenes * Lo que quedó de la reforma

CAMPOS ELÍSEOS

El escándalo de la Línea 12 del Metro —del que alguien (o algunos) deben ser responsables— es algo que también hay que ver a futuro cercano, por sus implicaciones…

En el negocio de los trenes, que ahora están por tener una nueva ley (la Reglamentaria del Servicio Ferroviario, ya aprobada en diputados, que da nuevas facultades a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para apoyar la modernización del sector y combatir la "exclusividad territorial"), hay mucho dinero de por medio y los jugadores son casi los mismos.

El sexenio pasado, en el Plan Nacional de Infraestructura, Felipe Calderón planteó hacer por lo menos 100 kilómetros de trenes, pero no hizo ninguno.

Desde su discurso de toma de posesión, en Palacio Nacional —donde estuvo presente Carlos Slim—, Peña Nieto anunció los proyectos del tren Toluca-México (que ha apoyado desde que fue gobernador), el Transpeninsular (cuyo proyecto ejecutivo hizo Ivonne Ortega) la línea 3 del Metro de Monterrey y el tren ligero de Guadalajara. En febrero pasado, Carlos Almada, subsecretario de Transportes de la SCT, dijo que esas tres ramales mencionadas, tendrían una inversión de 97 mil millones de pesos.

Es decir, un jugoso negocio, también.

Ahora bien: ¿quiénes son los jugadores? Pues los mismos. En 2011 se unieron Ferromex y Ferrosur —licitados al final del sexenio de Zedillo— y cuyos dueños son Grupo México (de Germán Larrea) y Carlos Slim, con una participación de Union Pacific (en la que participa Ernesto Zedillo como consejero, fíjese). Su contraparte es Kansas City Southern, quienes ganaron en su momento "la joya de la corona": el cruce fronterizo en Nuevo Laredo y tiene capital estadounidense.

Los constructores pues son pocos, todos conocidos. Está ICA, Carso (los dos anteriores se unieron para competir por la Línea 12, Carso construyó, por cierto, la parte elevada y con curvas que tiene más problemas) y empresas como OHL, de nacionalidad española, que ha sido muy contratada recientemente por mexiquenses (autopistas, el aeropuerto de Toluca) y donde trabajó Emilio Lozoya antes de entrar al gobierno, por dar un dato y que ya tiene concesiones de ferrocarriles en España.

Para trenes hay básicamente cinco jugadores: CAF (española); Bombardier (canadiense), Alstrom (francesa), Siemmens (alemana) y Norinco (chino).

Así que habría que preguntarse, esto de la Línea 12 y lo que sigue, además de ser un madrazo para Marcelo Ebrard, ¿lo era también para Carlos Slim, quien también quiere una o dos cadenas de televisión que están por licitarse?

Por cierto, el gobierno federal todo lo quiere sacar este año. ¿Por qué? Bueno, son construcciones de alto grado técnico que poder inaugurarlas para finales de 2017, en el preámbulo de las elecciones de 2018, hay que comenzar ya. Por ejemplo, ya van tarde para la licitación de los trenes de Metrorrey.

En lo que será un caluroso debate, ayer el presidente Enrique Peña Nieto envió al Senado las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones.

Hoy serán enviadas a las comisiones de Comunicaciones, Estudios Legislativos, y Radio y Televisión.

Lo cierto es que pese al optimismo mostrado por el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, no se refleja en las opiniones de legisladores del PAN y del PRD.

"Una contrarreforma", "un retroceso a la reforma constitucional"; eso escuché ayer al preguntar a legisladores cómo veían la iniciativa de leyes secundarias. Entre otras cosas que le resta autoridad al Instituto Federal de Telecomunicaciones. Entre las críticas que los tiempos oficiales serán administrados por la Secretaría de Gobernación.

La televisión digital, como lo hace ver Purificación Carpinteyro, sería hasta el 2017, cuando en la reforma aprobada está fijada en 2015.

Mientras que para el senador perredista Luis Sánchez, le ponen trabas a la telefonía celular…mmm ¿quién es uno de los empresarios preponderantes en este ramo? Ah, sí, Carlos Slim.

Habrá que ver todo, hasta la letra chiquititita.

Ya casi casi está lista la integración del nuevo Instituto Nacional Electoral, que vendrá a reemplazar al agónico IFE. Ayer, la Junta de Coordinación Política dio a conocer a los 55 finalistas que pasarán a la siguiente ronda.

5 para la Presidencia y 50 más para cada uno de los 10 consejeros.

Quienes están propuestos para la Presidencia del INE son Marco Antonio Baños y Lorenzo Córdova, Leticia Catalina Soto Acosta, María de los Ángeles Llanderal Zaragoza y Eduardo Jacobo Molina.

En la edición on line, cómo recordaron Silvia Hernández y César Camacho a Colosio. Ya lo podrá leer… y sorprenderse.

[email protected]