Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

* Emociones numéricas

EN LA MEDIA CANCHA

Aunque el equilibrio de fuerzas sea siempre bienvenido, en este caso el problema radica en el bajo nivel en que las debilidades e inconsistencias se van emparejando.

A la última jornada de su fase regular el torneo vuelve a llegar ofreciendo emociones relacionadas mucho más con los números que con el futbol que se juega.

El que quizá ha sido hasta el momento el más flojo de los torneos cortos si consideramos la calidad del espectáculo brindado, llegó a su última jornada con solamente tres equipos ya inscritos en la liguilla: Cruz Azul, Toluca y Pumas.

Otros tres (América, Santos-Laguna y Xolos), llegaron a esta Jornada 17 prácticamente clasificados; ¿Lo está ya alguno de ellos tras los partidos de ayer?

Para fines prácticos, a los dos boletos disponibles al término de la penúltima jornada todavía aspiraban ocho equipos más: Morelia, Pachuca, Atlas, Querétaro, Chivas, León, Monterrey y Jaguares.

Puesto el asunto en probabilidades de clasificación, podríamos calcular que a esta última semana América y Santos-Laguna llegaron más o menos con el 95%, Xolos con 90, Morelia con 50, Pachuca con 37, Atlas, Querétaro y Chivas con 33, León y Jaguares con 12 y Monterrey con 10.

Solamente cuatro de los 18 participantes (Atlante, Tigres, Puebla y Veracruz) llegaron a esta jornada sin posibilidad alguna, ya eliminados.

Quienes sigan creyendo que lo "emocionante" de este final se debe al positivo equilibrio de fuerzas, y no al sistema de competencia promotor de la mediocridad, a la imperdonable inconsistencia de los equipos y al mayoritario bajo nivel de juego, simple y sencillamente no recuerdan o nunca apreciaron la calidad de otros torneos y de otros equipos dentro de este mismo y tan peculiar futbol mexicano.

En el caso actual, el diagnóstico es ineludible: el equilibrio no ha sido de fuerzas, sino de mediocridades, inconsistencias y debilidades; y por eso no sorprende, por ejemplo, el rotundo fracaso de los equipos mexicanos en la Libertadores.

Ahora, queda por verse si el aliciente de clasificar propicia en algunos equipos mejor desempeño, o si debemos seguir conformándonos con lo mismo.

Con "intensas emociones numéricas" a falta de las futbolísticas.

twitter/ [email protected]