Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* Escasa ofensiva y pitcheo dominante

RUIDOS DEL DUGOUT

Los Rayos de Tampa Bay, uno de los clubes marcados en el grupo de favoritos para llegar a la Serie Mundial cargan con el farol rojo en el standing del Este en la Liga Americana. El club de Joe Maddon ha tenido buen pitcheo pero en este 2014 simplemente no batean, un mal que le ha ocurrido a muchos equipos.

Acaban de recibir tres blanqueadas en forma consecutiva en algo que no se veía en el beisbol de ligas mayores desde el 2004, cuando los Mellizos fueron pintados de blanco tres ocasiones seguidas como estos Rayos.

Son 28 innings seguidos sin anotar para Tampa Bay, rompiendo el récord de la franquicia de innings consecutivos en que no logran carrera.

Para colmo de males, en un año de buen pitcheo, se midieron el martes con uno de los brazos dominantes del 2014, enfrentaron a Adam Wainwright que pinta para pelear por el Cy Young, el derecho les dio de comer en la mano a los Rayos, para ganarles 1-0, ha sido el segundo juego que Wainwright gana por 1-0.

San Luis por su parte hasta el Martes había repartido tres lechadas en fila. Los Cardenales son los mejores en blanqueadas con 13.

Si hablamos de ofensiva, hemos visto problemas de muchos equipos. Los Yanquis con todo y sus nuevas adiciones llevan racha de juegos seguidos sin poder anotar más de tres carreras, algo muy raro en el club neoyorquino.

Este año, 27 juegos han terminado con pizarra de 1-0, una tendencia que se ha incrementado en grandes ligas, ya que en el 2010 se vieron 64 juegos con pizarra de 1-0.

Yo creo que los equipos de las mayores, desde hace unos años se han planeado en base al pitcheo. Los grandes contratos, multianuales, se ven más en los lanzadores y esto no solamente en Liga Nacional sino en Liga Americana también con todo y el bateador designado, algunos clubes llegan a "cargar" hasta con 14 brazos en su róster de 25 peloteros, dejando la banca con apenas tres hombres.

Hay muchas teorías sobre este enorme dominio del pitcheo. La más llamativa es acerca de la falta de poder desde que se endurecieron los controles antidopaje en grandes ligas.

Esto puede ser cierto en un porcentaje, pero no en un 100 por ciento, pues tanto bateadores como lanzadores están expuestos a este problema de las sustancias que mejoran el rendimiento.

Me voy más con la idea de que los lanzadores se han preparado para dominar el proceso de control y comando sobre velocidad y los bateadores harán los ajustes, pero no veremos números espectaculares de jonrones como en el pasado por la calidad del pitcheo actual.

Lo irónico de este caso es que ya van 12 jugadores de posición que han sido utilizados como lanzadores, dos de ellos, Danny Worth y Drew Butera, en dos ocasiones se han subido a la loma.