Opinión

* Fiesta mexicana en San Diego

RUIDOS DEL DUGOUT
Avatar del

Por: Juan Ángel Ávila

Al cerrar los ojos y dejarme llevar por la emoción en la tribuna, la música, el bullicio en general durante el juego tres de la serie de Liga Mexicana entre Toros y Diablos Rojos, imaginé que estaba en cualquier estadio de nuestra tierra.

Pero estos equipos jugaron el Domingo en Petco Park, casa de los Padres de San Diego y el club de Tijuana sirvió como anfitrión llevando consigo el espectáculo que presentan día con día en su casa el estadio Gasmart. De entrada hubo banda sinaloense en la explanada del Petco y mariachi en los alrededores del estadio. El ambiente era tan especial que mucha gente que estuvo presente en el juego previo Padres contra Bravos se quedó a disfrutar de la fiesta beisbolera estilo mexicano. Las populares mascotas de Toros, el chango, el toro Torín y la viejita estuvieron desde temprano divirtiendo a los aficionados que en su mayoría se mostraron sorprendidos, pero recibieron de muy buena forma las rutinas de estos personajes.

Aunque no ha sido la primera vez que un juego de Liga Mexicana se realiza en Petco Park, pues se jugó en 2006, esta ocasión ha sido diferente por la gran difusión que se ha tenido. La familia Uribe junto a los ejecutivos de los Padres y el contador público Alfredo Harp, el ejecutivo mayor de Diablos, unidos en el esfuerzo, le dieron toque de gran brillantez a este singular Domingo. Fue un gran éxito el evento. Como siempre, la organización de Toros se sacó un 10, con gran atención y coordinación con los Padres de San Diego. Más de 50 medios de comunicación regionales y nacionales cubrieron la doble jornada en el Petco.

>

Y fue por un juego de temporada regular jugado en parque de grandes ligas.

EL NUEVO ESTADIO DEL DF

Me parece una muy buena medida el que la nueva casa de los Diablos Rojos del México vaya a tener capacidad para 12 mil aficionados. A pesar de que la enorme urbe, una de las más grandes del mundo, tiene millones de aficionados al juego, se debe tomar en cuenta que el deporte se juega diario y es preferible tener un inmueble que casi todos los días esté arriba del 70-80 por ciento de su capacidad.

>

"La zona donde se va a construir es en la Magdalena Mixhuca, vamos a estrenarlo en 2016", comentó Alfredo Harp Helú en la conferencia para oficializar el que los escarlatas seguirán jugando en el Distrito Federal, el presidente del consejo de administración de Diablos Rojos comentó también que por medio de su fundación se van a habilitar y acondicionar varios campos de beisbol en la ciudad de México, lo cual es estupendo. Luego de la gran época del parque Delta y el estadio del Seguro Social, el rey de los deportes tendrá en la capital del país una nueva casa, y esta sí, exclusiva para el beisbol.