Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* Julio Urías luce en la loma

RUIDOS DEL DUGOUT

Ante un lleno hasta las lámparas en el estadio de Camelback Ranch, la casa de pretemporada de los Dodgers de Los Ángeles, se presentó de manera un tanto sorpresiva Julio César Urías, el gran prospecto culiacanense del conjunto azul.

Le tocó abrir el juego ante Padres del sábado. Fue su debut enfrentando a un line up de Ligas Mayores como abridor y en fase de liga del cactus.

Empezó un poco "apretado", digamos así, al tener en 3-0 a su primer bateador, llegó a ponchar a Will Venable y luego también "arregló" al primera base Yonder Alonso, dos peloteros hechos y derechos de Grandes Ligas.

"No me sentía nervioso. De hecho me ayudó mucho el haber lanzado el año pasado en estadios profesionales. Fallé esos tres primeros pitcheos no sé por qué, pero todo estuvo bien", nos dijo el zurdo a la salida del estadio.

Chris Denorfia fue el único que no fue ponchado por Urías, pues lo dominó pero con rola al cuadro.

A un lado de nosotros llegó a observarlo en el extenso palco de prensa del parque de Glendale Fernando Valenzuela, y quién mejor que el "Toro" para hablar sobre un pítcher joven y zurdo como él.

Creo que Valenzuela se reflejaba a sí mismo al ver a Urías en la loma, aunque ciertamente, son dos casos distintos; uno, leyenda, el otro apenas inicia su camino.

"La recta de él es muy buena. La curva, los pitcheos rompientes están bien, los irá mejorando. El cambio es muy buen lanzamiento", nos comentó Valenzuela cuando intercambiamos palabras sobre este prospecto.

Don Mattingly decidió no poner a su estelar, Clayton Kershaw, ante Padres, club al cual se medirá en el juego inaugural el 30 de este mes, y en su lugar puso a Urías para tener impresión de primera mano de lo que se habla del zurdito.

Urías tiene la meta de terminar el 2014 en Ligas Mayores, lo cual se antoja bastante difícil, sobre todo por su edad, 17 años, pues aún está en el proceso de madurez tanto en su nivel de juego como en lo físico. Al parecer lo van a colocar de inicio en róster de clase A con Rancho Cucamonga, aunque de momento se encuentra un poco más arriba en el róster doble A.

"Me sentí muy bien con mis pitcheos rompientes hoy. Me dijeron que han estado buenos. Sigo trabajando, eso sí, para seguir con la idea de avanzar en esto", señaló el lanzador, que busca ser el primero de 17 años en lanzar en el nivel más alto desde Larry Dierker en 1964.

Urías es un proyecto en fase de madurez. No hay razón de apurarlo. Faltan algunos años para que llegue a las mayores, porque su club desea que cuando se presente, lo haga para quedarse y ya no ser degradado.