Opinión

* La duración de los juegos * El antídoto de Oakland

RUIDOS DEL DUGOUT

Por: Juan Ángel Ávila

Que si las repeticiones, que en septiembre con tantos jugadores en róster, sobre todo relevistas, se invierten demasiados minutos con tantos cambios en la loma, que si hay mánagers que gustan de comprar tiempo en exceso para en su estrategia esperar para que caliente su pítcher y entre al juego en ritmo, que hay demasiados tiempos muertos.

Estas y otras cosas han provocado la creación de un comité para regular la duración de los juegos que en este 2014 subió a tres horas con dos minutos.

Los hombres de beisbol a cargo van a buscar la manera de mejorar en este aspecto.

Lo de las repeticiones no se puede medir porque varía el tiempo. Hay casos que en menos de un minuto se resuelven, otros en cuatro. Pero son necesarias.

Lo que no es necesario es que pierdan tanto tiempo bateadores saliendo del cajón en sus turnos, lanzadores que respeten los 12 segundos y ampayeres que apliquen la regla sin gente en base.

Y también que dos visitas del cátcher al montículo sean equivalentes a un de coach o mánager. Así que la siguiente visita a la loma en automático se va el lanzador.

Bajar de ocho a seis los pitcheos de calentamiento de los relevistas.

El chiste es acabar con los tiempos muertos y darle fluidez al juego.

EL ANTÍDOTO DE OAKLAND. Este 2014 el pítcher nativo de Hawaii, que conocimos en México jugando para Mexicali hace unos inviernos, Jerome Williams, se lleva el mote del viajero frecuente de las ligas mayores.

Son tres franelas las que ha portado el diestro que utiliza durante sus juegos y se distingue de otros lanzadores un guante rosa para recordar a su madre fallecida por cáncer de seno.

Williams empezó con los Astros, siguió en Texas, pero con los Rangers y ahora lanza para los Filis.

Y con estos tres clubes le ha tocado enfrentar a Oakland, los primeros dos son parte del sector oeste donde también juegan los Atléticos en Liga Americana pero Filadelfia casi no cruza camino con los A's por estar en otro circuito y no ser rival divisional.

Pero en 2014 se dió el enfrentamiento de interligas en el aniversario 60 de la mudanza de los Atléticos de Filadelfia en ese entonces a Kansas City.

Y el viernes el tocó lanzar a Jerome Williams quién previamente ya tenía en su registro victorias ante Oakland como Astro y Ranger. El derecho le volvió a ganar a los Atléticos por lo que se metió de repente a los libros de historia en grandes ligas.

Jerome Williams es el primer pítcher que en una misma temporada,abre y gana tres juegos portando distinto uniforme ante un mismo equipo.

Parece ser el pitcher perfecto para tirarle y ganarle a los A's. Bajo cualquier circunstancia de su carrera, con el club que sea. Cosas curiosas de la pelota.