Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* La saga de José Contreras

RUIDOS DEL DUGOUT

el cubano José Contreras cree tener las herramientas para ayudar en su aventura 2014 a los Toros de Tijuana.

Esa ha sido la razón más poderosa por la cual el veterano de 42 años se enroló con los Toros horas después de haber sido dejado en libertad por Rangers de Texas, equipo con el que entrenó en la pretemporada de Ligas Mayores.

Contreras tiene un mundo de experiencia. Es uno de los grandes lanzadores internacionales para su país.

Ha estado sesionando en bullpen bajo la mirada del mánager Mario Mendoza, el coach de pitcheo Jesús Moreno, Vicente Romo, que funge como coach de pitcheo de Toritos de Liga Norte y que asiste al equipo mayor en prácticas, además del asistente especial del club Carlos Hernández.

La posición que pudiera tener en el club el antillano es fundamental para los Toros y por eso la evaluación es meticulosa.

Hay poco margen para errar. Si Contreras va a ser uno de los brazos importantes para la rotación de Tijuana en Liga Mexicana de Beisbol hay que estar seguro de ello.

Reconocer si puede contribuir, si su temible tenedor sigue teniendo veneno. Vaya, si le queda "gasolina" en el tanque.

José considera que aún cuenta con lo suficiente en su brazo para apoyar en una temporada de 110 juegos.

El pítcher extranjero que como abridor busca Toros va a quedar en el lugar uno o dos en el grupo de inicialistas, donde ya se encuentran Walter Silva, Alejandro "Cañoncito" Martínez y el recién llegado Miguel Ramírez.

Contreras lanzó en invierno pasado con Tigres de Licey. Ha trabajado pocos innings los últimos meses, por lo cual está fresco el brazo respecto a la carga del 2013.

Coach debutante. Mike Jirschele no es un nombre muy conocido en el mundo de Ligas Mayores. Pero si lo es para la organización de Kansas City, donde ha trabajado más de 25 años. Los últimos 11 como mánager de Omaha en triple A.

Le ha tocado desarrollar a muchas de las nuevas figuras de Reales, Éric Hosmer, Álex Gordon y Billy Butler forman parte del nutrido grupo de jugadores que fueron sus pupilos.

Ganó dos de los últimos tres años el campeonato de triple A.

Como jugador, Jirschele no pasó de ser el eterno cuatro A, muy bueno en triple A pero no lo suficiente para jugar Ligas Mayores.

Después de casi una vida en las Menores, donde no se gana mucho (Jirschele trabaja arreglando muebles en los inviernos) le ha llegado por fin la oportunidad: es coach de Ligas Mayores, 36 años después de haber debutado como jugador.

El gerente de Reales, Dayton Moore, le ofreció el trabajo.

El de coach es un trabajo de poco reflector, pero muy importante para cada plantel. Y ni duda cabe que el ser honesto con la labor que una persona desempeña y persevera tiene sus frutos.

Ese es el caso de este personaje.