Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

* Las superrotaciones * Jesse Chávez, sin chance

RUIDOS DEL DUGOUT
Avatar del

Por: JUAN ÁNGEL ÁVILA

Siguiendo el ejemplo de los Dodgers de Los Ángeles de agrupar estrellas dentro de la rotación y bajo el refrán beisbolero de que "pitcheo nunca sobra", sobre todo cuando es de primer nivel, Atléticos, Tigres y Cardenales se armaron de una manera impresionante para los aficionados y pavorosa para sus rivales.

Para ser analíticos con estos movimientos, diremos primero que Boston, que se desprendió de cuatro de sus cinco abridores del inicio de temporada (Jon Lester, John Lackey, Félix Doubront y Jake Peavy) entra en proceso de reconstrucción que ya les ha dado buenos frutos en el pasado.

Medias Rojas adquiere a Yoenis Céspedes, cuyo contrato expira en 2015. El cubano le va a ayudar este año y el siguiente, es muy probable que se quede con ellos después de 2015.

El primera base y jardinero Allen Craig y el pítcher abridor Joe Kelly están bajo control de Boston por varias temporadas. La agencia libre está lejos aún.

Ben Cherington el gerente de los bostonianos, es como el doctor Frankestein, construye, destruye y reconstruye muy bien a su equipo. Lo hace funcionar a pesar de desprenderse de piezas valiosas del pasado.

Cardenales agarró dos lanzadores muy buenos. Justin Masterson es de los mejores con el sinker, la variación de recta. Fue a juego de estrellas en 2013 y a San Luis solo le costó un jugador de nivel doble A.

El caso de John Lackey es interesante porque el diestro cobrará "solamente" 500 mil dólares en 2015 debido a la aplicación de una cláusula en su contrato firmado con Boston donde se especificaba que si era operado del codo (que ocurrió en 2012) iba a bajar sus honorarios hasta el mínimo.

Oakland tiene ya una superrotación donde Jesse Chávez, que ha hecho buen trabajo, no tiene cabida y se va al bullpen. Jon Lester, uno de los grandes lanzadores en postemporada del grupo de activos debe quedar como el número uno. Sonny Gray, Jeff Zamarsdija y Scott Kazmir debe seguir tras el.

Jonny Gomes fue cambiado también para cubrir el lugar de Céspedes. Ya conoce Oakland pues jugó con ellos.

Por más famoso que sea Billy Beane y por más libros de Moneyball que se vendan y la gente siga rentando la película donde lo personifica Brad Pitt, lo cierto es que nunca ha llegado a una Serie Mundial y estos cambios demuestran que va por todo.

David Price le da más fuerza a los Tigres. El adquirirlo fue una contestación de Detroit al movimiento de Oakland y de paso causan terror con la línea de pitcheo Scherzer, Price, Verlander y Aníbal Sánchez.

Max Scherzer va a la agencia libre al terminar el año, mientras que Price estará en control por el 2015, y tal vez más allá si lo firman en extensión.

Movimiento muy inteligente del presidente del club Dave Dombrowski.