Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

* Los Gigantes, en picada * Cerveza, al alza

RUIDOS DEL DUGOUT

El único juego que pudo ganar San Francisco en su estadía de primera semana en su casa fue el del miércoles anterior, el sin hit ni carrera de Tim Lincecum. Perdieron seis de siete juegos en AT&T Park.

Rojos fue el último club que logró victimarlos en una serie histórica para Cincinnati pues no lograban una "limpia" en serie de cuatro juegos en la bahía sobre los Gigantes desde 1972.

¿Qué pasa con el equipo de Bruce Bochy?

Por lo que hemos visto, son dos los problemas que acarrea este buen club.

1. Las lesiones. Brandon Belt, quien tuvo gran arranque, se fracturó el dedo pulgar de la mano derecha. Se encuentra cerca de volver; lo hará el fin de semana, pero es un tipo que da buena defensa y excelentes turnos al bat. Un sexto en el orden genial que tiene este plantel.

Ángel Pagán les ha hecho mucha falta. Es el catalizador de la ofensiva al ser el primero del line up. De guante estable, cubre mucho terreno en el jardín central.

Michael Morse se ha resentido de la espalda y ha dejado de pegar jonrones.

Batea mucho al lado contrario. Es evidente que el problema físico que tiene lo ha mantenido sin poder hacer esos swings grandes que acostumbra.

2. Les falta cerrador. Sergio Romo ha sido muy importante como relevo preparador en los campeonatos ganados en 2010 y de "taponero" en 2012. Pero eso es historia. En el presente, Romo no ha tenido consistencia. Ha desperdiciado cinco oportunidades para salvar y al irse tantos juegos no le quedó más remedio al manejador Bochy que removerlo del puesto de cerrador.

No se si puedan levantarse. Ya fueron alcanzados en la cima del Oeste por los Dodgers, que han mejorado mucho y batean más, dejando atrás lesiones y dudas con algunos de sus hombres.

Parece que estos Gigantes se hacen pequeños. Veremos si vuelven a crecer.

Cerveza, al alza. No es que el líquido ámbar se vaya a poner más caro en Milwaukee. Lo que sucede es que los Cerveceros, del manager exvenado Ron Roenicke, están jugando la mejor pelota de la Liga Nacional. Ha sido este plantel el primero en llegar a 50 victorias en el viejo circuito. Comandan el sector central de la Liga Nacional, con ventaja de seis juegos y medio sobre Cardenales y Rojos.

Ni siquiera la gran reacción de los Rojos les ha dado "miedo" de que puedan ser alcanzados. Milwaukee juega muy buena pelota y luce muy completo con la inclusión de Matt Garza en el cuerpo de abridores. A la ofensiva, los jovencitos Khris Davis, y sobre todo Scooter Gennett, se han acoplado y han puesto los números para complemento de Ryan Braun, Aramís Ramírez y Carlos Gómez, este último en plan de pelear el premio a Jugador Más Valioso de la liga.