Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

* Los encampañados * Las del estribo...

AMANECER DEPORTIVO
Avatar del

Por: Raúl Brito

El deporte mazatleco está convertido en una caldera que, según la presión a que es sometida, sube su ignición conforme se llega la, dicen los politólogos, llamada hora cero.

El domingo habrá renovación de pantalón largo y la grilla que está desatada en dos frentes promete a raudal con un resultado que ni el más certero de los encuestólogos se atrevería a revelar.

Por los corrillos futboleros, pero en el nivel de los que se dicen ser organizados o afiliados por aquello de estar normados por la asociación estatal, el vapor borbotea y salpica a presidentes de ligas.

Impregnados de una campaña que no ha estado exenta de controversias, anoche hubo aquí ex profeso y extemporáneo –o sea, con una extraña celeridad– una rueda de prensa que, según se nos adelantó, serviría de exhorto a los mandos de cada circuito tener a bien "preocuparse por afiliarse...y poder votar el domingo".

Dos son los suspirantes a relevar a un Salvador Hernández que, de última hora, reformó el estatuto (prohibir la entrada a representantes de medios) y mandó a la banca a quien se perfilaba a ser un serio rival, más no sé si con posibilidades reales (yo no hago sondeos) de ganar la ardiente lucha: el debatero Carlos Verdugo.

En cambio va su amigo, que no pariente, Víctor Verdugo, quien se medirá con Carlos "Larry" Lara –culiacanense como él– y cercano a "Chava" Hernández. En el aire la moneda, ¿cuál es su apuesta?

Pero la calentura no es privativa de los balompédicos. También se cuecen habas en el nonagenario club (sí, el Muralla), donde un reciclado y blanquecino Daniel Ríos (va por la Planilla Blanca) y un primerizo y celeste al cargo (va por la Azul), Alejandro Flores, buscan lo que nuestro compañero Luis Motta tituló el domingo pasado en su nota del destape y la febril campaña: la silla grande.

Ríos, uno de los dos directores del deporte mazatleco que tuvo el trienio de la locura (2002-2004), tiene la experiencia de haber sido, además, presidente hasta por tres veces del longevo club, y es aquí donde puede emerger su potencial ventaja...o debilidad.

De Flores poco se sabe, salvo que no tiene corrientes (o tribus, ¡ja!) al seno murallense y es un serio abogado que ha enarbolado como bandera –según la nota "mottista"– rescatar eventos clásicos ya idos y pulir con otro lustre el gracioso Salón de la Fama.

Visto así el escenario, ¿a quién le late para nuevo presidente de la otrora gloriosa institución, cuya falta de buenos proyectos, amén de las gravosas deudas, lo tienen sumido en una crisis no solo de identidad, sino de prestigio ante ojos que lo vigilan por fuera?

Las del estribo. A dos meses de su última visita a Mazatlán, el mochitense Paúl Lucke –quien se convertirá en el jefe mayor de la revivida franquicia porteña para el Cibacopa de 2015– no ha vuelto a dar señales de vida. Y, aunque se sabe que él y su equipo no han parado en su talacha, nada nuevo se ha revelado y no cumplió en anunciar a principios de septiembre los nombres del representativo y del entrenador...Orillado por la falta de facilidades aquí, el promotor boxístico Jesús Zápari incursionará en organizar funciones en Concordia y el 4 de octubre tiene la primera.