Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

* Los nuevos inmortales del beisbol

RUIDOS DEL DUGOUT

Como se esperaba, la votación 2014 del Salón de la Fama ha generado comentarios de todo tipo, más positivos que negativos, eso sí, aunque no se deja de lado la polémica en torno a los que entran y los que no con el clásico: "Ni son todos los que están ni están todos los que son".

Greg Maddux, Tom Glavine y Frank Thomas fueron electos en su primer año en las boletas, los tres con merecimientos de sobra.

No hay pero que se le pueda poner a la carrera del "profesor" Maddux, un tipo que pitcheó bajo un estilo original, aunque con influencias de lanzadores del pasado y algunos contemporáneos, como él mismo nos confesó cuando tiró para los Padres, colocando sus pitcheos con enorme precisión, cambiando velocidades con su recta y sabiendo administrarse. Era un duelo mental con el bateador.

Obtuvo 355 triunfos para ser octavo lugar en la lista de los lanzadores con mayor cantidad de victorias. Fue ganador de 13 juegos cuando menos en 20 temporadas consecutivas, además de haber sido en su trayectoria un magnífico fildeador, pues se llevó 18 guantes de oro.

Glavine como Maddux, su compañero de muchas temporadas en Atlanta, fue un "artesano" de la loma. No dependió jamás de la velocidad para sacar outs y pasó de los 300 juegos ganados. En 22 campañas se llevó 305 éxitos.

Frank Thomas fue primera base y designado de superlujo. Por mucho tiempo brilló con los Medias Blancas de Chicago. Alcanzó los 483 jonrones.

Le tocó llevarse dos veces el premio a jugador más valioso en la Liga Americana. Lo hizo de forma consecutiva. Su promedio de por vida de .301 creo que le dio el empujón necesario con los votantes para ingresar a Cooperstown.

Hay tristeza por el lado de quienes no pudieron entrar al nicho de inmortales. Craig Biggio, Mike Piazza y Jack Morris se quedaron cerca, sobre todo el primero.

El 74.8 por ciento de los votos recibió Biggio, figura eterna de los Astros. Los porcentajes para el Salón de la Fama no se redondean y por eso queda fuera del ingreso. Una pena.

Jack Morris alcanzó 61.5 en porcentaje, menos que el año pasado. El "Gato" no podrá ser elegible hasta 2016 y por el Comité de Veteranos. Fue el pítcher más dominante de los 80 y parte de los 90. El no haber ganado 300 juegos lo marginó.

En el caso de Piazza, como muchos de los jugadores de su tiempo, quienes votan tienen dudas sobre lo legítimo de su estadística por la sospecha de que hayan usado esteroides. Es el precio que se tiene que pagar por haber jugado a fines del siglo 20 y principios del 21.

Y bajo ese punto de vista dudo que entren Bonds, Clemens y los demás.