Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* Los nuevos inmortales del beisbol mexicano

RUIDOS DEL DUGOUT

Dos de los nuevos "inquilinos" que tiene el recinto de inmortales del beisbol mexicano era seguro que en este año de elegibilidad iban a ingresar. El otro fue una sorpresa. En el caso del directivo, no me sorprende. Es persona de éxito. Los cuatro que entran lo tienen bien merecido.

Agradezco a Horacio Ibarra y la gente del comité directivo haberse tomado la molestia de enviarnos las boletas. El regreso fue con tecnología (scanner) debido a que estar en Estados Unidos y con el tiempo encima impedía enviarlas en correo regular a tiempo.

El kit de información estaba muy completo con las trayectorias de todos los aspirantes. No fue fácil emitir el sufragio; la generación 2014 estaba repleta de talento.

Ingresar al Salón de la Fama se otorga a los jugadores que fueron extraordinarios, que dominaron su época, cuyas carreras estuvieron arriba del promedio. Misma situación de mánagers y directivos. Los lugares para la inmortalidad no se regalan.

Fernando Valenzuela estaba en la boleta. El "Toro" era obvio que ingresaba, pero fue buena idea ponerlo en la boleta, darle el respeto que se debe a su carrera. Estoy seguro que para Fernando ha sido un honor haber estado de alguna manera "compitiendo" por entrar con gente contemporánea del zurdo de Etchohuaquila.

Ciento setenta y tres juegos ganados en Ligas Mayores, en 1981 ganó el novato del año (Cy Young), lideró en blanqueadas y en 1986 fue número uno en victorias de Liga Nacional.

Su historia rebasó los límites de lo deportivo. Impactó a nuestra sociedad.

Daniel Fernández es uno de los mejores jardineros centrales en la historia del beisbol mexicano. Bateó arriba de .300 en verano y pegó mil 028 hits en invierno. Junto con Epitacio "La Mala" Torres y Felipe Montemayor representan la mejor tercia en el outfield para la historia de los Venados de Mazatlán.

Ricardo Sáenz, el caballeroso y callado jardinero, se estableció como estelar en verano y en el invierno mostró su categoría en un lugar donde normalmente los extranjeros abundan: el outfield.

Tuvo promedio de .296 de por vida en verano y en invierno bateó 104 cuadrangulares, además de poseer marcas especiales en su paso por Mexicali.

Cuauhtémoc "Chito" Rodríguez fue directivo exitoso con Tecolotes, con los que fue campeón y luego pasó a Tigres, donde cimentó su lugar especial en el plano ejecutivo del beisbol.

Fue galardonado por National Association en 2011.

Para todos ellos admiración y reconocimiento. En la boleta quedaron otros como Álex Treviño (yo voté por él), "Caballo" Heredia y Antonio Pulido, que van a ingresar en otra generación. La democracia se hizo presente. Respetamos votos, votantes y comité elector.

Este evento muestra la unión entre el beisbol mexicano.