Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* Mexicali, en plan de aplanadora

RUIDOS DEL DUGOUT

Cuatro juegos bastaron para que Águilas de Mexicali se convirtiera en el primer semifinalista de la temporada 2013-2014 en Liga Mexicana del Pacífico.

Los cachanillas prácticamente pasaron como aplanadora sobre unos Tomateros que al final no pudieron meter ni las manos. El mérito aquí es del club de Juan Gabriel Castro, quien dirigió por nota.

En el pitcheo han descubierto el trabajo de abridor de Javier Solano, mantuvieron a Terry Dyole a pesar de algunos altibajos, Édgar Osuna ha sido una enorme aportación y su bullpen tiene una revelación con Óscar Verdugo, además de los brazos conocidos: Villarreal, "Chicken" García y Jailen Peguero.

Al gerente deportivo emplumado David Cortez le daba vueltas el asunto de reforzar ofensiva o pitcheo de cara a la postemporada. Finalmente dejó todo como estaba y los bateadores se lucieron, sobre todo Ben Guez, que mejoró y Gil Velásquez que regó hits a destajo ante los guindas.

De Culiacán podemos hablar más de su inconsistencia, de que no pudieron tener un line up estable, fueron víctimas de las bajas algunas inesperadas y otras esperadas, Ramiro Peña, "Chato " Vázquez, Marlon Byrd (que se sabía que no volvería, sobre todo cuando firmó por un dineral).

Termina la historia del Ángel Flores, llega el nuevo parque de pelota que ojalá abra las puertas para que se construyan nuevos inmuebles en Mazatlán y Los Mochis.

El adiós al coronel. Hace un tiempo comentamos en este espacio sobre este singular personaje del beisbol llamado Jerry Coleman.

Por circunstancias laborales lo conocimos en San Diego. Fue la voz de los Padres, pero ante todo, un personaje muy especial para el deporte y la vida militar en Estados Unidos.

Me consternó la noticia de su fallecimiento el domingo por la tarde a los 89 años . Una caída hace dos meses le complicó la salud hasta perder la batalla final.

Coleman fue héroe de guerra, figura representativa que conectaba generaciones con el pasado del beisbol, teniente coronel del Ejército, una persona muy amable que siempre hablaba de su vida pero lo hacía en tercera persona por su modestia.

Ciento veinte misiones de combate como piloto aviador en la Segunda Guerra Mundial, otras más en la Guerra de Corea, cinco anillos de Serie Mundial, Jugador más Valioso en un clásico de otoño con los Yanquis y Novato del Año en 1950. Eso, más su brillante carrera de cronista, lo llevaron al salón de la fama en Cooperstown. Como cronista, de lujo, buena dicción, describió el juego como muy pocos. Un tipo muy letrado, de amplio conocimiento de la cultura general.

Cientos de historias nos compartió. Descanse en paz, Jerry Coleman, ya cumplió su misión final en vida.