Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

* PRI-DF; la mano de Miguel Osorio

ITINERARIO POLÍTICO

Hasta hace tres meses Mauricio López Vázquez no pensaba en otra cosa que en su agitado trabajo como el influyente jefe de Asesores de Miguel Ángel Osorio Chong, el poderoso secretario de Gobernación.

Mauricio —como le dicen sus amigos—, no imaginaba que en los próximos tres meses y gracias a un invento periodístico se convertiría, de golpe y porrazo, en el nuevo presidente del PRI en el Distrito Federal; posición estratégica que, de nueva cuenta será vital para el PRI nacional y para el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Como se sabe, hace casi tres meses manos priistas interesadas —bien conocidas—, se confabularon con una periodista para inventar un escándalo mediático contra el hasta entonces detestado pero inamovible líder del PRI en la capital del país; Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

Al señor De la Torre —al que se le puede acusar de muchas pillerías, pero no del delito de trata de personas—, se le acusó de encabezar desde el PRI a una pandilla de trata de mujeres. Para ello fue difamado, calumniado y destruido su nombre. Han pasado casi tres meses de la acusación y del escándalo mediático que montó la periodista y ninguna autoridad ha podido probar nada contra el exjefe del PRI-DF. Y no probarán nada porque no existe nada. Todo fue un grosero e impune montaje periodístico.

Pero ni falta que hace encontrar pruebas, iniciar un juicio penal y una sanción política contra el también motejado "rey de la basura", porque fue suficiente con el juicio mediático para acabar con un político cuyo error fue negarse a entregar el partido al equipo de Peña Nieto. El señor Gutiérrez de la Torre no entendió que el regreso del PRI al poder presidencial también significó la vuelta de los viejos estilos del partido. Le pasó lo mismo que a la señora Elba Esther Gordillo; pensó que se podía enfrentar sin consecuencias al poder de Peña Nieto.

Y resultó tan efectivo el montaje político-periodístico al más puro estilo del PRI de Peña Nieto, que ayer domingo fue ungido como presidente del PRI-DF el señor Mauricio López Vázquez, hasta hace días uno de los más cercanos al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. ¿Y qué significa la llegada de Mauricio López al PRI capitalino? Las respuestas son claras para todos.

1.- En primer lugar, porque el PRI más importante de todo el país —luego del PRI nacional—, estará en manos del "Paste Power". Es decir, que Miguel Osorio amplía su margen de influencia al PRI de la capital del país, rumbo a una batalla que será determinante para su futuro político; las elecciones federales de 2015.

2.- Que el Distrito Federal se ha convertido en razón de Estado no sólo para el PRI nacional, sino para el gobierno federal. ¿Por qué? Porque buena parte de la batalla por las elecciones intermedias se dará en la capital del país, en donde se renovarán jefes delegacionales, el mayor número de diputados federales y diputados a la ALDF.

3.- Porque ante la fractura del PRD y Morena, el PRI pretende capturar los votos del descontento por esa división de las izquierdas, a partir de la máxima del "divide y vencerás".

4.- Porque según los estrategas del PRI, la corrupción que campea en casi todas las delegaciones del DF, las corruptelas de los diputados a la ALDF y los recurrentes errores del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, serán oxígeno puro para un PRI que, casualmente, esgrimirá un discurso contra la corrupción y a favor del cambio de "los mismos de siempre".

5.- Porque según un sondeo realizado por el PRI, los capitalinos están cansados de marchas, plantones, bloqueos, del comercio ambulante y de la clientela del PRD que se ha convertido en una clase política corrupta y depredadora en la capital del país. Por eso el PRI hará suyas protestas contra el nuevo No Circula, contra la prohibición de animales en circos, contra las malas condiciones de la movilidad y, en general, encabezará la lucha por la seguridad en la capital.

6.- Y qué mejor político para esa tarea y para encabezar al PRI, que un político joven, fresco, sin vínculo con los viejos grupos que dominaron el PRI capitalino y que, sobre todo, tiene no sólo experiencia legislativa sino de gobierno a nivel nacional.

Y ese político se llama Mauricio López Vázquez, es un cuadro del Miguel Osorio, conoce la capital del país y es un profundo conocedor de las izquierdas capitalinas. ¿Sacará al buey de la barranca? Al tiempo.

EN ELCAMINO

Por cierto, ¿hasta cuándo hará justicia Gobernación a los médicos de Jalisco, presos injustamente? ¿Qué esperan?