Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* ¿Qué hará Cárdenas? * Los intereses de Téllez

CAMPOS ELÍSEOS

Cuauhtémoc Cárdenas se ríe. Sé que quizá es difícil que se lo imagine porque sí, no sólo tiene fama de serio, lo es. Pero esa es su primera respuesta —y única que dará— a los señalamientos de Federico Döring, en entrevista con El Universal, de que él y Rosario Robles fueron las "mentes maestras" tras los videos que grabó Carlos Ahumada y que Diego Fernández de Cevallos dio a Döring para difundir en El Mañanero con 'Brozo' hace 10 años.

Cárdenas no tiene ninguna postura diferente a la que ha expresado con respecto a lanzarse o no por el PRD: sólo lo hará sí es el candidato de consenso. Vaya, ni secretario general decidirá, no quiere meterse en esa bronca. Pero qué necesidad, diría Juanga.

¿Qué falta para definir si sí o si no? Esperaba que el IFE validara los estatutos que permitirían su reelección, que ya lo hizo, y dos, la decisión de unidad no está del todo planchada y tiene al candidato puntero, Carlos Navarrete como principal oponente.

Y sí, Navarrete tiene muchas posibilidades de ganar, pero también, opinan algunos, dividirá más al PRD. Si gana, habrá en mayor o menor medida una desbandada.

Y si el partido sigue así, tan "tribalizado", su fundador no le ve futuro más allá de 2021. ¿Es verdad que el espacio del edificio del PRD está medido, en metros cuadrados, por la fuerza de sus "corrientes"? El PRD podría —ese gran aglutinador de las izquierdas— volverse una fuerza política al mismo nivel que el PT, Convergencia... ¿Quizá abajo de Morena?

Si de por si el 2015 se antoja difícil para el PRD. De los 9 estados en disputa podrían ganar Guerrero y quizá —sólo quizá— Michoacán. Y ya.

Me sorprendió ver que ayer, uno de los invitados VIP a la comida que organizó la revista Petróleo & Energía de líderes mexicanos era Luis Téllez Kruenzler. Fue presentado sólo como presidente de la Bolsa Mexicana de Valores y uno de los oradores.

Que en una comida así estuviera Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, tiene mucho sentido, igual que el 'góber' Javier Duarte (quien canceló de último momento) claro que también Enrique Ochoa, nuevo titular de la CFE a quien casi casi lo correteaban para darle su tarjeta de presentación.

Pero, ¿Téllez por qué fue en su discurso taaan elogioso de la reforma energética de Peña Nieto e incluso dijo que era "quizá más importante que el TLC"?

No me quedé con la duda y al final de la comida le pregunté, en la puerta. Su respuesta: que pertenece a una empresa estadounidense llamada Sempra. Ahhh, pues ya entendí.

Sí, "Luis M. Téllez" —cuyo nombre completo es Luis Manuel Enrique— secretario de Energía con Zedillo y de Comunicaciones y Transportes con Calderón, es uno de los integrantes del directorio de Sempra Energy, nada menos que chairman de su board of directors, es decir, presidente de su Consejo de Administración. Ai'nomás.

Lo es desde 2010, pero hay notas periodísticas que lo ligan desde 2006, a cuyo puesto y acciones a las que renunció tras integrarse al gabinete de Calderón. Claro que una vez que llegó a su cargo como titular de la SCT, curiosamente concedió un permiso para que Sempra operara el Puerto Costa Azul en Ensenada, Baja California.

Sempra tiene en México Ecogas Mexicali, Ecogas Chihuahua y Ecogas La Laguna (gas y energía eléctrica) y ductos en Samalayuca, Aguaprieta, San Fernando y "Propane" (sic).

Por cierto, mi iPhone —ya sabe su corrector que escribe lo que quiere— siempre me puso "buhardilla" en lugar de "board" y yo siempre pensaba inmediatamente "de truhanes". Yo no sabía que Apple hacía editoriales tipo PT en mi mente. Necesito ayuda profesional. ¿Qué de malo tiene que los funcionarios públicos confíen en las empresas para las que trabajaron y en este caso, trabajarán?

Por cierto, en la comida el único gobernador presente era perredista: Graco Ramírez.

Nace el autocompló. En fin, que volviendo a las declaraciones de Döring y los videoescándalos, se ha acuñado un nuevo concepto: el "autocompló". Y es que eso habría hecho Rosario Robles: un compló para pegarle, al parecer a AMLO, que le regreso como boomerang y la tiro a ella. ¿En serio?

Y qué curioso, el consenso que provoca René Bejarano: todos le reconocen algo. Nunca traicionó a AMLO. Hubiera bastado que dijera "Sí, sabía"… y la hubiera librado. Eso fue algo que hasta en la cárcel le reconocieron. Lo consideraban "mamá", el estatus más alto de preso porque no fue desleal. Fíjese.

El PRI festejó a lo grande sus 85 años. César Camacho agradeció al presidente Peña Nieto el "mantener una franca legítima y sana cercanía con el partido"… lo contrario a lo dicho por Zedillo y el PRI: la sana distancia. Más detalles de eso en el blog: http://blogs.eluniversal.com.mx/camposeliseos.

[email protected]