Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* Reaparece Andrés Cruz * En el Juárez hay sopor

AMANECER DEPORTIVO

No fue el padrino de lujo, pero su presencia causó escozor. No es la primera vez que acude a un evento deportivo amateur, pero la visita que hizo a su reducto lo hizo reaparecer después de aquel penoso desempeño del "equipo de la década".

Sí, don Andrés Cruz -ya aliviado del sinsabor que le causó la eliminación de Venados de Mazatlán en la temporada aún en funciones- llegó a mediados de semana al estadio Teodoro Mariscal, invitado por las autoridades deportivas a ser parte de la ceremonia de abanderamiento de la delegación de deportistas porteños.

Pero el gerente deportivo tuvo un regreso (acuérdense que, en los días aciagos de la inminente expulsión de la nave roja de la fiesta, no quiso dar la cara) no muy grato, porque hubo alguien que, en plena vorágine olímpica, le recordó el mal paso de Venados.

"¡Por cierto -le espetó ese personaje ante la presencia de chicos y grandes- Venados nos dejó mucho a deber ahora!" Cuando escuchó el reclamo, inevitable fue el rostro desdibujado del (aún) directivo de Venados y no hubo poder humano que lo salvara del sonrojo. Su interlocutor era nada más ni nada menos que el alcalde Carlos Felton, quien -en su primer acercamiento con la plebada rumbo a la Olimpiada Estatal-, les entregó un ajuar, por cierto, teñido de un rojo incoloro.

Atrás quedó el tono azul, distintivo de la era higuerista.

¡Psst! ¡Psst! El recientemente obligado a renunciar a la dirección del Centro Deportivo y Recreativo Benito Juárez, Víctor Carrillo, descarta que, en su motivación de dimitir, haya imperado el "fuego amigo". "Dime quién lo dijo y valido la información", cuestionó. Y, por supuesto, que no le filtré la fuente.

Carrillo, por cierto, andará hoy y mañana muy cerca del presidente de la Asociación de Atletismo del Estado de Sinaloa, Melesio Angulo, con quien ha forjado una estrecha amistad desde la realización aquí de la Olimpiada Estatal y Regional en enero y febrero de 2013.

El ahora defenestrado dejó al aire la posibilidad de ocupar a la brevedad otro cargo gerencial en la burocracia deportiva. ¿De ahí su cercanía con Melesio? Es pregunta. A propósito del (VIP) Centro Juárez, los nuevos mandos (Javier Lizárraga y Paúl Bernal) parecen mantener un perfil bajo y no han dado muestras de querer decir algo a los medios, sobre todo que ya hubo cambios.

Solo se supo que ayer hubo reunión de Consejo de Administración, y, por supuesto, sin la prensa. ¿Cuándo le dirán a la raza deportiva que son ellos los nuevos jerarcas y, sobre todo, qué proyectos vienen?

La del estribo. Preocupado por la desorganización y desatención que en el deporte ráfaga priva en Mazatlán, José Ángel Castro hizo entrega de un genuino proyecto a la inquilina mayor de la (aún devaluada) Dirección del Deporte, Mónica Coppel.

En él, el conocido "Zancudo" plantea entrenar a niños y jóvenes, rescatar canchas y fortalecer el tejido social en las colonias. Coppel, fiel a su estilo desde que tomó las riendas del cargo, abrazó el proyecto y, al igual que con todos, le aceptará la propuesta. Pero de eso a que haya apoyo es otro boleto.

Castro, quien organiza torneos femeniles, espera aterrizar el plan en los próximo días. ¿Quién da más, quién?