Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

* Saber leer la Biblia * El Don de Entendimiento

LA VOZ DEL PAPA

1) Para saber. Ahora el Papa Francisco habló de otro don del Espíritu Santo: el Don de Entendimiento o Inteligencia. No se trata de la inteligencia humana, sino de una gracia que solo el Espíritu Santo puede infundir, ayudándonos a conocer con mayor profundidad la realidad y el pensamiento de Dios. Como sugiere la misma palabra, el intelecto permite "intus legere", es decir, leer dentro, con profundidad. ¡Es un hermoso regalo el que Dios nos ha hecho y con el que nos introduce en la intimidad con Dios!, concluía el Papa.

2) Para pensar. Tal vez nos hayamos encontrado con un miembro de alguna secta que intentaba apoyar sus discursos en la Biblia. Pero no basta decir frases de la Biblia y saber su lugar exacto, para entender su verdadero significado. La muestra la tenemos en el Evangelio: Cuando Jesús estuvo en el desierto, el demonio intentó que cayera ante sus tentaciones y utilizó palabras… ¡de la misma Biblia!: "Entonces el diablo... le dijo: «Si tú eres el Hijo de Dios, échate para abajo, porque está escrito: 'Mandará a sus ángeles que te cuiden y ellos te tomarán en sus manos, para que no tropiece tu pie». Pero Jesús le contestó: «También está escrito: 'No tentarás al Señor, tu Dios'»" (Mt 4, 5-6). Tanto Jesús como el diablo citan la Biblia, pero el diablo no sabe, o no quiere, interpretarla correctamente; en cambio, Jesús la interpreta con verdad y vence al demonio. La Biblia es un libro sagrado que hay que respetar y no malinterpretarla con los pocos conocimientos que uno tiene. La Iglesia Católica está guiada por el Espíritu Santo, por ello no puede equivocarse cuando interpreta su significado. Por eso es preciso leer la Biblia con comentarios autorizados por la Iglesia.

3) Para vivir. El Espíritu Santo nos abre la mente para entender mejor las cosas de Dios y las humanas. Pidámosle sus dones para entender sobre todo la Palabra de Dios en el Evangelio. Procuremos leer a diario el Evangelio y cada vez que abramos la Biblia pidamos el Don del Entendimiento para comprender con profundidad las enseñanzas de Jesús, entender su Palabra.