Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

* ¡Se va el que nunca llegó!

ITINERARIO POLÍTICO

Era un secreto a voces. Y era cuestión de tiempo. Y es que antes, durante y después de su más reciente visita médica, todos sabían que Fausto Vallejo anunciaría, de manera formal, que no sería más gobernador constitucional del estado de Michoacán. ¿Y por qué debía marcharse?

Lo de menos era la salud —de suyo delicada por una cirugía mayor—; porque si bien el cargo de gobernador requiere del ciento por ciento de la salud física, también es cierto que sólo faltaba un buen pretexto —como los motivos de salud—, para dar forma al anuncio oficial del retiro de Vallejo.

Es decir, que son muchos los indicios de que la de Fausto Vallejo fue una salida pactada. Y es que luego de los indicios de que su hijo Rodrigo habría sostenido encuentros con Servando Gómez "La Tuta" —líder de "Los Templarios"—, Vallejo resultaba insostenible en el cargo.

Más aún, en el "Itinerario Político" del pasado 28 de abril, titulado: "Fausto Vallejo; ¿hasta cuándo será solapado?", expusimos lo que eran voz popular y secreto a voces; vínculos de Rodrigo Vallejo con "Los Templarios". Y si Jesús Reyna cayó por esa complicidad, Vallejo no podía seguir en el cargo.

Sin embargo, —y más allá de los motivos de salud que justifican el despido de Vallejo—, lo cierto es que se trata de un mandatario estatal que, en la práctica, nunca gobernó. O si se quiere, ahora resulta que se va el que nunca llegó. ¿Por qué razón?

1.- Porque desde que asumió el cargo, el 15 de febrero de 2012, Fausto Vallejo fue víctima de una descomunal presión de los grupos criminales que se habían apoderado de Michoacán desde los gobiernos de Lázaro Cárdenas Batel y de Leonel Godoy.

2.- Como se sabe, Vallejo trató de hacer frente a la embestida del crimen, sin embargo, todos los intentos resultaron infructuosos. ¿Por qué? Porque el crimen organizado, personificado en Los Caballeros Templarios, se había apoderado de toda la estructura del propio gobierno de Vallejo.

3.- El secretario de Gobierno de Vallejo, el señor Jesús Reyna, no sólo era socio de "Los Templarios", sino hasta pariente de algunos de ellos. Julio César Godoy Toscano, medio hermano del ex gobernador Leonel Godoy, durante años fue brazo derecho de Servando Gómez, además de influyente dirigente del PRD en Michoacán. Y Rodrigo Vallejo, hijo de Fausto, podría haber mantenido nexos con el líder de "Los Templarios". Y no se diga alcaldes, legisladores y funcionarios estatales y municipales.

4.- Por todo ello, en los hechos, el gobierno de Michoacán estaba en manos de "Los Templarios". Y los dirigentes del PRI, PRD y PAN podrán decir misa, pero la propia elección que hizo gobernador a Fausto Vallejo, fue una elección manipulada por el cártel templario.

5.- Además, a los pocos meses de asumir el cargo, Vallejo enfermó y, como todos saben, dejó la gubernatura. En esos meses Jesús Reyna, uno de los principales operadores de "Los Templarios", se encargó del gobierno. Es decir, que durante ese tiempo tampoco gobernó Vallejo.

6.- A su regreso, y luego de una complicada operación, Vallejo sólo alcanzó a ver que la crisis política, económica y social de Michoacán estaba fuera de control y que, por eso, el gobierno federal debió actuar rápido y bien. Desde Los Pinos fue designado Alfredo Castillo como gobernador de facto y Vallejo se quedó en mera comparsa.

7.- Durante los meses transcurridos entre el regreso de Vallejo y su nueva ausencia médica, Michoacán fue vulnerado en su soberanía. ¿Por qué? Porque son un cero a la izquierda el gobernador constitucional; el Congreso local y el Poder Judicial estatal. En Michoacán manda el Gobierno de la República.

8.- Tienen razón los legisladores del PRD que reclaman que el gobierno federal investigue a Fausto Vallejo y a su hijo. Pero no deben olvidar que la investigación también debe alcanzar a Lázaro Cárdenas Batel y a Leonel Godoy, entre otros gobernadores.

Por último, queda una pregunta en el aire. ¿para qué quiere el gobierno federal a un nuevo gobernador en Michoacán, si ya tiene al eficaz y siempre leal Alfredo Castillo?

Para dos cosas. Para "taparle el ojo al macho" y para que lleven a cabo las elecciones de 2015. Al tiempo.

EN EL CAMINO

El presidente regresó a su terruño para anunciar obras, para calmar a las fieras y, por si existen dudas, para apapachar a Eruviel Ávila. Dijo Enrique Peña Nieto que junto con el gobernador mexiquense tiene un largo camino y que su mandato termina en 2018 y el del gobernador en 2017. Así o más claro. Eruviel se queda donde está. ¿Quién quiere a Eruviel fuera del Estado de México?

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx