Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

* ¡"Tuta" madre!... regresa * El circo de García Luna

ITINERARIO POLÍTICO

Seguramente estará muerto de risa el ideólogo de La Familia Michoacana y de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez —motejado como "La Tuta"—, luego del espectacular despliegue de fuerza pública del Estado mexicano en la "captura" de Mamá Rosa, fundadora de la otra "gran familia" michoacana.

Y es que mientras el criminal más buscado en Michoacán goza de total impunidad y escapa de militares, marinos y federales —y mientras a los otrora "autodefensas" parece ya no importarles la captura de "La Tuta"—, el gobierno federal recurre sin explicación alguna al grosero manotazo militar y policial para "rescatar" a cientos de niños del albergue La Gran Familia, además de anunciar la detención de Mama Rosa, octagenaria indefensa a la que el inducido circo mediático adjudica toda la maldad imaginable.

¿Es creíble, a estas alturas, una demostración de fuerza como esa, para saber cuánto importan los niños desprotegidos al gobierno de Enrique Peña Nieto? ¿Por qué extremos como el de fabricar la atención mediática en ese caso? ¿Por qué el exceso de fuerza pública y el circo mediático al estilo de un clásico Genaro García Luna, para rescatar a 500 jóvenes y menores de edad? ¿Por qué el linchamiento mediático de Rosa Verduzco? Y, sobre todo: ¿Por qué la defensa a ultranza de "Mamá Rosa", por parte de otro sector social, el de los llamados intelectuales?

EL DOBLE DISCURSO

1) Lo primero que debemos cuestionar los ciudadanos —antes de buscar respuestas al manotazo del Estado al albergue de "Mamá Rosa"—, es por qué razón que el gobierno federal no ha cumplido su palabra de poner en prisión y llevar a juicio a los jefes de "Los Caballeros Templarios". En efecto, han sido detenidos y/o abatidos muchos de ellos, pero también es cierto que está suelto y goza de impunidad el principal jefe criminal; Servando Gómez, motejado como "La Tuta".

¿Por qué el gobierno federal y los otrora autodefensas no han logrado la captura de "La Tuta"? ¿Dónde están los "eficaces" servicios de inteligencia del Estado? ¿Acaso la autoridad —estatal o federal—, apuesta al olvido social y ciudadano?

2) Está claro —para todo el que quiera verlo—, que fue excesivo el uso de fuerza del Estado para intervenir un albergue como el de La Gran Familia. Es evidente que no era necesaria la presencia militar y tampoco la fuerza extrema de la policía federal. Y es que por mucho que pudieran encontrar en el albergue, no había más de diez personas, todas encargadas de la vigilancia y la seguridad interna.

3) Por eso, por el exceso de fuerza pública, es evidente que al mejor estilo de Genaro García Luna, el gobierno federal montó un espectáculo mediático que, como fue posible confirmar, resultó exitoso. Pero la pregunta está en otro lado. ¿Por qué y para qué el circo?

4) También es claro que el corazón del mensaje que pretendió enviar el operativo de rescate de La Gran Familia, es la supuesta preocupación del gobierno de Enrique Peña Nieto por los niños desvalidos, sin casa, sin familia, sin padres. Y en ese sentido el mensaje es contundente; En México y para el gobierno de Peña Nieto una prioridad es rescatar a los niños en desgracia; el de Peña Nieto es un gobierno comprometido con los niños abandonados.

5) ¿Y de dónde sale la repentina preocupación de Peña Nieto por los niños sin familia? La respuesta está en la crisis humanitaria que viven miles de niños centro y sudamericanos que han sido detenidos y que han creado la mayor crisis humanitaria en la frontera de México con el vecino del norte. Niños que, por cierto, pasan por México.

6) En México no ocurre eso y, en cambio, el gobierno de Peña Nieto muestra —con hechos—, que no abandona a sus niños sin familia; que los rescata de lugares insalubres, inseguros, en donde son explotados. El gobierno de México no permite ese abandono, se insiste en el mensaje. Todo eso quiere decir el gobierno con el rescate de los niños de La Gran Familia; mensaje que curiosamente pegó donde debía pegar; en la prensa mexicana, pero sobre todo en la prensa extranjera. Y es que el verdadero objetivo del mensaje es la prensa extranjera, en especial la de Estados Unidos.

7) Y cualquiera que tenga dudas, puede consultar la prensa del vecino del norte y podrá confirmar el impacto que tuvo el "rescate" de los niños del albergue de "Mama Rosa". México sí atiende a los niños sin hogar, En Estados Unidos no les importa. Es parte del mensaje de un grosero circo mediático montado en torno a La Gran Familia.

LA DOBLE MORAL

8) Sin embargo, no sólo existe un doble lenguaje del gobierno mexicano sino una doble moral. ¿Por qué? Porque del tamaño del problema que representa la existencia de albergues como La Gran Familia —y centenares de lugares como ese y de centros de supuesta rehabilitación de menores y jóvenes atrapados por las drogas—, es el tamaño de la omisión del Estado mexicano en ese tema. ¿Por qué existen esos albergues? Porque los gobiernos municipales, estatales y el federal son omisos a los niños sin casa, sin familia, sin padres.

9) Los centros DIF de todo el país tienen en los albergues privados —legales o no, mejores o peores—, una solución rápida y sin compromiso a un problema que nadie quiere ver y menos atender; el problema de atender a los niños abandonados, sin casa y sin padres. Si, en los hechos los albergues son, en no pocos casos, verdaderas mafias que trafican con menores. Pero nadie quiere ver esa realidad.

10) Y, en efecto, en el caso de "Mamá Rosa" y de La Gran Familia, nadie tiene derecho a linchar a la fundadora, sin conocer la realidad de lo que se vive en el albergue. Pero tampoco nadie puede cerrar los ojos, los oídos y los sentidos a una realidad denunciada desde hace más de 20 años en muchos medios de comunicación y por muchos periodistas; la realidad del maltrato, la crueldad, el abuso y la explotación de los niños del albergue.

Y es que más allá de actos de fe, de defensas a ultranza; más allá de linchamientos, la autoridad debe investigar a fondo lo que existió o no en el albergue, las omisiones de "Mamá Rosa" y castigar los excesos; pero lejos del circo mediático al estilo García Luna. Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx