Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¡2014, año para profetizar!

COMALLI

2014, otro comienzo, otra construcción, nuevos retos; es lo mismo, pero diferente, otros hombres con lógica y oración. El que nació comienza sus metáforas de nuevo, profetiza, es lo que Es, Palabra y Acción Divina. Es el Profeta-Dios, escucha y hace, escucha a Dios y hace lo escuchado de Dios. Cada año, cada día, vuelve a ponerse en oración. Se transfigura en el "Profeta levantado en alto para atraernos a todos hacia Él". Por lo que podemos darnos cuenta, le agradamos, siempre está con nosotros y nos baña con su Ser Divino, nos convierte pues en profetas. Qué va a suceder mañana depende de lo que hagamos hoy. La única condición para construir un mundo digno de profetas terrenales es que, como dice Juan, nos convirtamos en Logos-Oración: Al principio y en el principio sólo era la oración. Para comenzar después de un ciclo que termina (2013), la invitación es tratar de observar las acciones del hombre como el Profeta del Amor que es Dios las vio. "Y así vino, y, como un extraño, se mezcló entre el hormiguero de los mercados. Pasó de largo por los puestos y barracas… Oyó cómo los sabios gremiados alababan sus nuevos inventos: modelos del Estado y de la sociedad, hilos conductores a la vida feliz, máquinas que vuelan hacia… escotillones y fosos que conducen a la nada bienaventurada… Contempló los graneros del espíritu, donde se amontonan fardos y gavillas..." "Subió a una montaña, contempló los campos. Oyó risas y lágrimas. Vio en muchos aposentos al hombre y a la mujer apasionadamente unidos… Se edificaban ciudades sobre escombros de colonias sumergidas. Aquí rugía la guerra. Allá se extendía la paz. El amor reía de odio y el odio de amor salvaje. Las flores y la corrupción, la inocencia y el vicio crecían mezclados y despedían profusamente su aroma. Un ruido tremendo de mil voces, confuso, surgía de la muchedumbre. El polvo y el humo se arremolinaban. Y todo despedía un olor dulzón, a inmundicia y putrefacción. NADIE CONOCÍA EL NOMBRE DEL PADRE" (Hans Urs von Balthazar). Desde estas acciones vistas se abre la puerta para profetizar cómo será el mañana. 2014 es el año de la perfectibilidad humana, lo único necesario es desarrollar nuestra condición orante para escuchar y hacer lo escuchado. ¡Feliz Año!

[email protected]