Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

2014: los retos del año que inicia

El 2013 fue un año de reformas legislativas de gran calado, que han marcado un punto de inflexión en la vida institucional de nuestro país; pero la tarea está aun lejos de concluirse, pues es necesario que estas reformas a nuestra Constitución aterricen en legislación secundaria bien diseñada, clara y eficaz. La experiencia que nos deja la reforma fiscal del gobierno de Enrique Peña Nieto y aprobada por el Revolucionario Institucional es clara: las leyes secundarias tienen que pensarse con visión de largo plazo, más allá de coyunturas y negociaciones políticas inmediatas. De lo contrario se corre el riesgo de que, como ocurrió con "el ajuste" que de última hora le dio el gobierno a su propio régimen de impuestos para 2014, las reformas queden incompletas y no logren los objetivos para los cuales fueron aprobadas.

A continuación, comparto con el lector algunas reflexiones sobre los retos legislativos del año que inicia:

Es necesario establecer una legislación secundaria eficaz para la reforma energética. Me parece fundamental centrar los esfuerzos legislativos en la definición de mecanismos eficaces de transparencia y rendición de cuentas que cierren espacios a la discrecionalidad y a la corrupción. En el diseño institucional de esta reforma, resulta indispensable dotar de autonomía a la Comisión Nacional de Hidrocarburos y fortalecer las atribuciones de la Comisión Reguladora de Energía para que cuenten con las herramientas necesarias para supervisar la correcta aplicación de la reforma, al tiempo que se transformen en órganos reguladores que actúen con criterios técnicos, no políticos.

Es fundamental avanzar en la legislación secundaria de la reforma político-electoral. A diferencia de la reforma energética, que recibió un impulso político total desde Los Pinos para ser aprobada en "fast-track" por las legislaturas locales, la reforma político-electoral enfrenta resistencias de parte del "statu quo", situación que pone frenos a cambios que la ciudadanía reclama para contar con una democracia más eficaz. En este tema, también resulta indispensable garantizar un proceso transparente en la conformación del Consejo General del Instituto Nacional de Elecciones. El INE es una oportunidad de dar borrón y cuenta nueva a prácticas que sólo dejan abierta la posibilidad de conflictos poselectorales en los que la imparcialidad del órgano electoral es utilizada como argumento para descalificar los procesos democráticos.

En telecomunicaciones es indispensable que se pongan reglas claras para todos los actores de esta industria, pues se corre el riesgo de que una legislación mal diseñada inhiba las inversiones en ese sector, clave para el desarrollo del país. Además, es necesario subsanar el retraso en la reforma secundaria a fin de dar certidumbre a los participantes en este sector.

Es fundamental avanzar en la aplicación de las leyes secundarias de la reforma educativa. Todos hemos sido testigos de las enormes resistencias que esta reforma enfrenta para convertirse en una realidad tangible a nivel de las escuelas del país. Millones de niños pueden ver cancelado su derecho a recibir una educación de calidad si no existe la disposición de aplicar estas normas para implementar el sistema de evaluación de docentes y, sobre todo, si estas leyes no cuentan con la voluntad política de parte de los funcionarios federales y locales responsables para ponerlas en marcha.

Para nadie es un secreto que 2014 será un año complejo. La economía nacional enfrentará grandes retos que pondrán a prueba la capacidad del gobierno para generar bienestar a través de políticas públicas eficaces. El Poder Legislativo tiene frente a sí la oportunidad de convertirse, alejado de discursos triunfalistas, en un factor real de progreso para México. Los legisladores del Partido Acción Nacional entendemos la magnitud del desafío y seguiremos trabajando con responsabilidad y visión de futuro para estar a la altura de las circunstancias complejas que vive nuestro país.

@jglezmorfin